30.4.08

discos: prinzhorn dance school

Reconozco que en su día no le presté mucha atención, a pesar de que por todas partes decían que era la bomba y tal y cual. Incluso entraron en el apartado de Best New Music de Pitchfork, creo, aunque tampoco estoy segura de que eso sea una buena referencia.

El caso es que hoy lo estoy escuchando por segunda vez y sólo tengo ganas de tirar el ordenador por la ventana. Lo juro, me está poniendo de los nervios. Está claro que este disco no está hecho para mí, o al menos no completo.

29.4.08

discos: lookout mountain, lookout sea

Me pasa con relativa frecuencia que una canción o un disco me recuerdan a otro que he oído antes, en algún momento de mi vida.

A veces ese recuerdo es algo leve, una evocación lejana que despierta más sensaciones que certezas. Entonces puedo pasar horas o días tratando de localizar el origen de esa sensación, sin lograrlo. Incluso una de las primeras entradas de este blog hablaba de eso, de cómo una canción de Elbow, Leaders of the free world, me sonaba tanto a algo ya conocido, pero que yo no podía identificar. Nunca lo conseguí.

Parece una ecuación sencilla: x = y*z. x es la canción nueva. z, la antigua. y, la variación que consigue que no sean exactamente iguales. A veces no es una multiplicación, sino una suma. Pero a mí me da igual, si estoy negada para identificar las variables, no podré despejar la z ni en dos años.

Otras veces, sin embargo, la identificación es instantánea. Y lo curioso es que no creo que en este segundo caso el parecido sea mayor. Simplemente, se lanzan las preguntas apropiadas a la base de datos auditiva de mi cerebro. Es probable que se trate de recuerdos que están fijados con más fuerza que los anteriores. Discos o canciones que he escuchado más o en momentos que recuerdo con claridad.

Sirva todo este rollo como introducción para explicar que el disco nuevo de Silver Jews me recuerda de forma nítida y poderosa a un disco de Lee Hazlewood al que tengo muchísimo cariño. Supongo que ahora podría ponerme a desgranar las razones por las que ese disco, que es en buena parte un recopilatorio y que no parece ser demasiado significativo, me gusta tanto, pero no se trata de hablar de eso, sino del Lookout Mountain, Lookout Sea.

Que, de hecho, lo merece, que se hable de él. Porque es un disco precioso, con diez canciones precisas y perfectas. 33'54'' de música para disfrutar, para dejarse llevar por la voz de David Berman, para cantar. Ya Tanglewood Numbers, el disco con el que los conocí, me gustó mucho en su día, a pesar de que lo escuché menos de lo que hubiera debido. Punks in the beerlight fue probablemente una de las mejores canciones del 2005. Y con éste la sensación es parecida.

Y sin embargo, aquí estoy yo, que por mucho que lo escucho, no me puedo quitar a Lee de la cabeza. En el fondo, quizá sea que eso es lo mejor que puedo decir de este disco. Y es mucho más que bastante.

--

Queda un mes exacto para el Primavera Sound. A partir de ahora, mis escuchas van a ser monotemáticas: sólo artistas que vayan al festival. Intentaré que las entradas del blog no lo sean, aunque sí tengo intención de hacer una cuenta atrás parecida a la del año pasado. Vídeos, mixes y todo lo que haga falta. Celebremos que, dentro de un mes, Barcelona será una fiesta.

26.4.08

canarias: ya empezamos

La maldición de todos los veranos ya está aquí. Este año, más pronto que nunca. Eso que ven en la imagen es la preciosa isla de La Gomera, hoy con tres incendios activos que están arrasando cultivos, palmeras y casas. Para colmo, el incendio de Hermigua ya está llegando al Parque Nacional de Garajonay, una reserva única y maravillosa de laurisilva declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986.

Esta imagen no queremos verla más. NO queremos más incendios este año. Ya fue bastante terrible todo lo que se vivió el verano pasado.

A los imprudentes, a los pirómanos, a los descerebrados: NO LOS QUEREMOS. Ya está bien.

25.4.08

dossier: mutantes, germán sierra

Artemio Devlin es el nombre del relato de Germán Sierra que abre la antología Mutantes. Cuando terminé de leerlo, tenía sensaciones encontradas y no estaba muy segura de si me había gustado o no.

Por un lado, es innegable que el relato cuenta una historia, aunque uno sólo se dé cuenta al final. Está bien escrito (el lenguaje es el apropiado) y bien ambientado, algunos de los personajes están dibujados de forma bastante clara y la lectura es adictiva y amena.

Por contra, le encontré varios defectos en cuanto a lo que a mí me hubiera gustado que fuera (porque esto, como todo, es mi opinión subjetiva y como tal debe tomarse). Hay demasiados nombres y personajes. Más de una vez tuve que volver atrás para consultar en la página anterior a quién se estaba refiriendo alguna frase. La sensación general al terminar su lectura fue que esta avalancha de nombres contribuía a despistar al lector y a desdibujar la historia.

El relato comienza con una referencia a un episodio que a la postre no se termina de desarrollar, lo que le resta la importancia que en realidad tiene, puesto que provoca la escena clave para la historia central (o lo que podría entenderse como historia central).

Es posible que mi formación, bastante ortodoxa, me haga analizar los relatos que leo de una forma demasiado rigurosa, o quizá clásica. Sin embargo, como ya dije en la introducción a este dossier, considero que la experimentación y la innovación en estilo o estructura no deben entorpecer de ninguna manera la lectura. Con pequeñas modificaciones (una revisión en cuanto a la cantidad de personajes, el análisis del peso de cada fragmento en la historia global), el resto de las peculiaridades, como esos testimonios que salpican el relato, no hubieran contribuido a la sensación de confusión y probablemente ésta se hubiera paliado.

De todas formas, debo decir que el relato me pareció lo suficientemente interesante como para querer leer algo más de la producción literaria de este autor. Busqué, de hecho, alguno de sus libros en la visita a las librerías de hace unos días, pero no hubo suerte. Las librerías con un buen fondo son una de esas cosas de las que adolece esta ciudad.

Por si alguien tiene curiosidad, en internet se puede leer este relato traducido al inglés, pero no en español.

PD. No es el único relato del libro que he leído a día de hoy. Después de unas cuantas lecturas decepcionantes, he decidido no incluírlos todos en este dossier, sino únicamente los que considere que tienen algún interés.


En este dossier:
Previa

www: albricias

Volvieron las bolachas.

vídeos: el chiki-facha

Permítanme el desbarre, que es viernes, la alergia me tiene frita y no veo la hora de que empiece el fin de semana. Así que si este vídeo consiguió que me riera en estas condiciones, debe ser que es gracioso de verdad.


No suelo ver El intermedio, así que no sé cuándo lo echaron, pero para mí es nuevo total (vía El descodificador).

24.4.08

www: the rub

Supongo que lo que me faltó antes por decir es que los blogs de descarga de canciones en mp3 a los que estoy suscrita me resultan mucho más importantes que los de discos, porque de ellos es de donde más música nueva escucho. También son el origen de muchas de las canciones (más o menos la mitad) que aparecen periódicamente en los mixes de Los Latidos.

Aunque no voy a ponerlos todos aquí, sí suelo nombrarlos cuando subo algún mix. Y hoy no tengo mix propio, pero sí ajenos. Desde nialler9, que es uno de mis preferidos, enlazan a estos recopilatorios anuales de toda la historia del hip hop que están haciendo en la radio de The Rub. Desde 1979 hasta ahora; por el momento llevan 21 mixes (cada uno en un único archivo mp3).

Creo que mi adsl y mi grabadora están sudando de sólo pensarlo.

PD. Jenny, ¿no querías arroz, Catalina? :-D

www: universos sonoros

Acabo de comprobarlo: estoy suscrita a 276 páginas en Bloglines.

Supongo que eso explica por qué seleccioné muchísimo los enlaces cuando instauré eso que por ahí llaman blog roll en Los Latidos. Entre otras cosas, no enlacé los blogs de descarga de mp3, ni de discos ni de canciones. Después del comentario de probertoj, intentaré subsanar lo primero en esta entrada (cada categoría, por orden alfabético).

Blogs en los que encuentro discos de grupos españoles, que siempre es lo más complicado:
Asubios
Canibalismo cósmico a 4.000 millones de años luz
Giradiscos
Lávate las orejas
manches solares
My back pages (las descargas en esta categoría)
Something to live for (españoles antiguos, recientes y novedades indies en general)
Una piel de astracán

En Una piel de astracán también hay discos extranjeros. Reconozco, eso sí, que antes me gustaba más. Desde que lo abrieron para que colaborara más gente actualizan más, pero han perdido el rigor en la selección, que es lo que me gustaba de ellos. Como me pasaba con bolachas grátis, sabía que lo que encontrara aquí, fuera de mi agrado o no, era interesante. Ahora veo muchas cosas que no me dicen nada.

En cuanto a My back pages, aparte de buenos artículos, tiene discos españoles y otros que no lo son. De hecho, lleva desde el 2006 haciendo un repaso de los discos incluídos en aquel famoso libro de Los 1001 discos que hay que escuchar antes de morir.

Blogs con novedades:
Bomb with the twist (indie)
Death is a drummer (un poco de todo)
Gyeeker (indie, muchos grupos japoneses)
Influencias urbanas (rap, hip-hop, etc)
no data (unos resistentes, han cambiado de nombre y blog tres veces, cada vez que se lo cerraban. Tiene un poco de todo, muchos singles entre otras cosas)
Ritmono (novedades)
Secret music box (soy incapaz de clasificarlo)

Blogs con discos antiguos:
Fans of Sarah Records and Creation (para mí una mina auténtica, que la mayoría de estos discos no los tenía o sólo en cinta)
Le club de rock (funk, soul)
Old fart at play (discografías completas de grupos de culto)
Power Pop Action! (singles)
power pop criminals (power pop también, pero discos completos)
Take the pills (pop, uno de mis preferidos)

Entre unos y otros suelo encontrar casi todo lo que quiero, aunque la desaparición de bolachas grátis y Music for the masses puede complicar la cosa. Digamos que suelo dividir mentalmente estos blogs en dos categorías: los que me ofrecen discos que yo ya estaba buscando, que suelen ser novedades, y los que me ofrecen discos que yo no sabía que existía o que nunca había escuchado.

Respecto a los últimos, no puedo descargarlo todo, claro. Por eso son mucho más importantes para mí los blogs que hablan de discos y de cuyo criterio más o menos me fío, porque son los que me orientan respecto a lo que vale la pena oír. Hay algunos blogs de descarga que también entran en esta categoría, pero son pocos. Si he leído algo interesante sobre un disco, es probable que tarde o temprano aparezca en mi Bloglines. Y si lo quiero en el momento o veo que no aparece o ya no sirve el enlace, uso la búsqueda de blogs de Google, que suele dar resultado.

Uf. Ahora releo esta entrada y me parecen pocos, pero me ha costado limpiar la lista inicial de Bloglines y seleccionarlos. He aprovechado para borrar algunos, eso sí. Creo que ahora sólo debo de estar suscrita a 271 o 272.

www: wulffmorgenthaler 24/04/08

Lo sé, soy una pesada, pero no podía resistirme. La imagen en grande, al pinchar.

23.4.08

libros: 23 de abril (ii)

Acabo de encontrar en una librería de segunda mano, por internet, el libro que más veces he leído en mi vida y que contribuyó en buena parte a formar mi pensamiento político. Es un libro para niños, lo leí cogiéndolo en préstamo en la biblioteca una y otra vez, y si de verdad me llega por Correo, le voy a poner un altar a Google y a la librería Brönte de Murcia.

Lo más curioso es que, al buscar el título en Google, de las pocas páginas que he encontrado una era este propio blog, en una de sus primeras entradas, cuando todavía era sólo un enlace con mi gente en Madrid y no pensaba ni en broma que fuera a durar tanto.

Espero que este episodio no se repita, porque odiaría convertirme en una persona monotemática o, peor aún, autorreferente.

Feliz día del libro a todos.

libros: 23 de abril

22.4.08

www: animales de cloaca

Hoy he empezado el día encontrándome con que dos blogs que consultaba a diario han desaparecido. Uno de ellos es Music for the masses. El otro, lamentablemente, es bolachas grátis.

En cuanto al primero de ellos, todo lo que hay es un mensaje de un chico que dice haberse encontrado con el dominio disponible y haberlo recuperado para devolverlo a su propietario inicial. Incluso le ha enviado su correo electrónico, y por lo que he leído es probable que sea verdad, aunque uno nunca sabe...

En el segundo, no hay nada de nada. Sólo un cambio de idioma a alguno que no conozco.

Lo malo no es sólo que los blogs mueran. Es que no lo hacen por decisión de quienes los llevaban. No hay un mensaje de despedida como tantas otras veces he encontrado, que simplemente explique "lo siento, pero ya no tengo tiempo para subir discos" o bien "me he cansado de tener que subir una y otra vez los discos que me borran algunos indeseables". No, no son ellos. A veces son los grupos, a veces las compañías, a veces gente anónima y estúpida. A veces simplemente es el ojo que todo lo ve, ese mercado capitalista en el que se ha convertido el mundo.

Sólo que ahora ya no borran las subidas. Ahora borran los blogs.

21.4.08

www: downloadhelper

Gracias al comentario de Mr. Sandman, que me avisó de que con el DownloadHelper para Firefox podría descargarme las canciones de los Muxtapes, me decidí a probar ese complemento y el resultado fue que pude descargar, por ejemplo, este set de Ben Watt.

Buen invento éste.

www: erlich 21/04/2008



El Erlich. Cuando el humor se vuelve ternura, de nuevo.

Si pinchan en la imagen podrán verla más grande en la página del autor.

20.4.08

dossier: mutantes, previa

Hace poco más de un mes compré este libro y ahora estoy empezando a leerlo. A medida que vaya leyendo los relatos incluídos intentaré reseñarlos aquí, en lo que será el segundo dossier de Los Latidos después de la serie sobre Zebda. Sin embargo, antes de empezar con el dossier me gustaría dejar constancia de unas cuantas consideraciones previas.

Durante los últimos años se ha ido gestando una especie de movimiento que algunos han dado en llamar Nocilla (por Nocilla Dream, el libro de Agustín Fernández Mallo que ahora ha visto su segunda parte, Nocilla Experience, publicada en Alfaguara) o Afterpop (por Afterpop, el ensayo de Eloy Fernández Porta que reseñé aquí hace unos meses). Por mi parte, después de leer Afterpop, busqué más información sobre los nuevos narradores españoles en los distintos blogs que suelen ocuparse de este tema. Leí también La luz nueva, de Vicente Luis Mora, que recoge y amplía muchas de las entradas de su blog, probablemente el centro neurálgico de las conversaciones sobre este nuevo grupo de narradores.

Digo grupo y lo hago a conciencia, a pesar de que en no pocas ocasiones se ha puesto en entredicho la idoneidad o posibilidad de otorgar una etiqueta común a todos ellos. Sin embargo, este mismo libro refuerza ese concepto de grupo, reuniendo a la mayor parte de los autores de los que también se habla en los ámbitos descritos. Necesidad de ruptura, búsqueda de formas nuevas, respuesta a una escena literaria anquilosada en temas y estructura, son algunas de las características que se suponen comunes a todos estos narradores. El relato se presenta como la forma de expresión apropiada para dicha ruptura, y es también la cultivada de forma habitual por la mayoría de los autores incluídos, al margen de la poesía, que algunos también practican.

Una de las primeras cosas que me llama la atención es la reivindicación del género breve como algo necesario, además de considerarlo el vehículo apropiado para la ruptura con lo establecido. Se habla del relato como el género más maltratado en España por el mercado y el público, en contraposición a la novela. Digo que esto me llama la atención porque tiendo a compararlo con el mundo de la música, en el que se habla cada vez más de la tendencia creciente de los consumidores y de los creadores a concentrarse en canciones en lugar de en discos. Cuando el universo cultural y mediático parece avanzar a un número creciente de revoluciones, primando los productos de consumo rápido y breve sobre las obras de mayor duración que requieren un disfrute más atento y pausado, resulta que en el mundo del libro sigue predominando la novela, el género largo. Es verdad, al mismo tiempo, que en los últimos tiempos he leído a algunos críticos y autores pronunciarse sobre la viabilidad para un escritor de seguir dedicando varios años de su vida a escribir una novela que en el mejor de los casos durará unos cuantos meses en el mercado, siendo muy probablemente olvidada a continuación. Es posible que las novelas más vendidas en los últimos tiempos sean ellas mismas productos ligeros, de consumo rápido (y no necesito hablar en estos momentos de las distintas decepciones sufridas tras la lectura de esos libros creados por autores consagrados en pocos meses para su inclusión como premiados en concursos literarios), pero también se siguen creando obras largas concienzudas y trabajadas. Lo que no sé es si éstas también gozan del respaldo del mercado y el público. Nunca tanto como un best-seller, desde luego, que históricamente han sido libros de producción ligera y consumo despreocupado, al tiempo que con ventas masivas.

Mi primera pregunta es, por tanto, ¿se comporta el mercado literario de forma distinta que el mercado musical? ¿Tienen los consumidores de libros distintas pautas de comportamiento que los de música? ¿Tiene un mismo consumidor un comportamiento distinto a la hora de consumir literatura o música?

Sólo puedo contestar a la última pregunta, y en lo que se refiere a mi caso. Y la respuesta es que no. Consumo canciones y discos a partes iguales. Supongo que este blog da fe de ello. En cuanto a la literatura, la novela siempre ha sido mi género preferido, pero hace ya muchos años que leo relatos de forma regular, tanto en antologías de diversos autores, como en libros de relatos de un único escritor, como sueltos en la red o en revistas.

En segundo lugar, de la misma manera que agradezco que haya un cierto sentimiento y afán de reacción contra el establishment literario de este país (y desde luego no diré que no es necesario, porque lo es), también desconfío de la tendencia al gregarismo que suelen tener este tipo de movimientos. Por una parte, porque no todos los autores que se incluyen bajo el paraguas de la nueva literatura me parecen interesantes, ni mucho menos. Por mucho que una esté ávida de lecturas nuevas, refrescantes y rompedoras, lo más importante de todo, en mi opinión, sigue siendo la calidad. Si un libro me aburre, me parece mediocre, o escrito en un lenguaje pobre, no podré alabarlo por más que me lo proponga, por muy distinto que sea a todo lo anterior. Lo más probable es que no pueda ni terminar de leerlo. De hecho, en la misma entrada en la que en su día hablaba de Afterpop, mencioné un tercer libro que había leído y no me había gustado. Ese libro, que me pareció vacío e incompleto, estaba escrito por uno de los autores más alabados de la nueva generación Nocilla o como se dé en llamarla.

Por otra parte, porque con este tipo de calificaciones grupales que producen mucho ruido mediático (y sí, lo producen, aunque a su alrededor muchas voces se sigan quejando de que no aparecen en los medios tradicionales, pero olvidan que la nueva literatura no puede aparecer en la antigua prensa, sino que tiene sus propias formas de promoción al margen), la mayor parte de las veces se olvida a los outsiders; esos autores que se manejan por libre en la vida, que tienen propuestas tanto o más interesantes que las que se presentan bajo un manto común y que, sin embargo, no cuentan con tanto respaldo. Cuando se empieza a hablar con insistencia de un determinado grupo de escritores, existe todo un universo al margen que queda fuera de la conversación. Autores también jóvenes y valiosos que ni se incluyen en los medios tradicionales ni cuentan con el respaldo de una red de blogs y páginas de internet dedicadas a hablar de ellos.

El gregarismo, además, y esto es algo que se puede aplicar en cualquier otro ámbito cultural, tiene un peligroso doble filo que es el amiguismo y consiste en ignorar todas las críticas a cualquiera de los componentes del grupo, o al grupo en sí. En no pocas ocasiones he sido testigo de cómo en cualquier foro o conversación se levanta una voz disonante con la corriente general y es automáticamente aplastada por las voces de la mayoría. Es cierto que en ocasiones la voz disonante no presenta más que un exabrupto tras otro, pero otras veces se trata de razonamientos fundamentados y completos que, sin embargo, son ignorados o menospreciados.

Por último, no se pueden ignorar tampoco los libros valiosos que puedan seguir produciendo autores ya reconocidos, porque no me cabe duda de que los hay y los habrá. De la misma forma que tomar el relato como bandera de un nuevo movimiento no puede pasar por ignorar las novelas de forma sistemática.

A pesar de todas las razones expuestas, y los lectores de este blog sabrán que de la misma forma que en la música busco sin cesar cosas que me motiven tanto en ámbitos independientes como en el mainstream, me sigue pareciendo necesario encontrar libros nuevos y estimulantes que suplan las carencias que, como lectora, tiene para mí el universo literario imperante en el país. Para ello, acercarme a los autores incluídos en la antología Mutantes, me parece una buena forma de continuar el camino ya iniciado. A algunos de ellos ya los he leído antes, a otros los descubriré con su aportación a este libro. De todos dejaré constancia aquí de una u otra manera.

El primer relato en la próxima entrada de este nuevo dossier.

PD. Intento poner el enlace a la página web de la editorial cuando hablo de un libro, pero en este caso no he podido porque la página de Berenice, a día de hoy, ha dejado de existir. Supongo que cuando arreglen las cosas con su proveedor de hosting volverá, pero por ahora no hay nada.

En este dossier:
Germán Sierra

18.4.08

agenda: vuelvo al rooming



Actualización: Jenny me dijo que para la próxima vez, nada de filtros del Photoshop. Le expliqué que para mí hacer un cartel e ir a la Luna es algo más o menos parecido y que bastante era ya el que hubiera hecho uno, pero que le haría caso. Y eso hice.


vídeos: kids


This an unofficial, tribute video for MGMT. I tried to make a "viral" music video filled with clips that had that that feel of youtube idiosyncrasy (and most if which relate to dancing) since MGMT first became popular through viral, internet means and I figured the concept fit.

The guy and the girl are not MGMT, but they are part of another techno-pop group. Due to the popularity of this video, they'd prefer not to mention the name of their band just yet, but you'll know sometime in the next few weeks.

Mientras más escucho el Oracular Spectacular, más me gusta. Creo que estoy un poco enganchada. Es verdad que todo el disco no está a la altura de Time to pretend, Kids o Electric feel, pero aún así... Fui a buscar un vídeo a YouTube, aprovechando que anoche pusieron el de Time to pretend en FlyMusic, y me encontré con este vídeo de homenaje. Y, sorprendentemente, me pareció que no estaba mal.

17.4.08

mix: 2008 #8

Resulta que la contrapartida bailable no quedó tan bailable como yo pensaba. De todas formas, aquí está.

Y con este capítulo se cierra la segunda temporada (que empezó ayer) de la blogoserie de moda: Ana hace limpieza de canciones en su ordenador.

01 Guilty Simpson - The American Dream
02 Whale - Hobo Humpin' Slobo Babe [Doggy Style]
03 Marvin Pontiac - Little Fly
04 Jon Pertwee - I am the Doctor
05 Gnarls Barkley - Charity Case
06 Outkast Feat. Raekwon - Royal Flush
07 Izza kizza - Walk the Dawg ft. Missy Elliot
08 Ladytron - Black Cat
09 Radiohead - 15 Stepz (ft. Codany Holiday)
10 Primary 1 - Hold Me Down (The Shoes Remix)
11 Major Lance - It's The Beat
12 Pilote - The Name Of My DJ

Sí, hay una canción de Radiohead. Sí, la canción me gusta (todas las que pongo en los mixes me gustan, excepto patinazos de cuando en cuando). No, no me molesta demasiado la voz de Thom Yorke, que está distorsionada. Que es un remix, leñe.

vídeos: doctorin' the tardis


Ya casi es viernes.

breves: últimas escuchas

Algunos discos que he escuchado últimamente y me han gustado:


Me siento de un electropop... Supongo que se me pasará con los que tengo pendientes de escuchar, que no tienen nada que ver con éstos.

El disco de Airbag, por cierto, es lo más powerpop que me he echado a la cara desde Los Hermanos Dalton.

16.4.08

mix: 2008 #7

No deja de ser curioso que el mix más pop que ha tenido nunca Los Latidos lo haya terminado un día en el que sólo tengo ganas de matar a alguien.

01 Los Punsetes - Queridoalberto
02 Airbag - Golpe al sueño de verano
03 The Long Blondes - Here Comes The Serious Bit
04 Hello Seahorse! - Wont Say Anything
05 Robert Foster - Did She Overtake You
06 Days - Simple Thing
07 Stephen Malkmus & The Jicks - Gardenia
08 Someone Still Loves You Boris Yeltsin - Think I Wanna Die
09 Wolfkin - Coyoacan
10 Scouting For Girls - I Need A Holiday
11 Russian Red - Cigarettes
12 Indelicates - Waiting for Pete Doherty to Die
13 Hefner - Don't Flake Out On Me

La canción de Hello Seahorse! la escuché por primera vez gracias al blog de Lito, que nos deleita con buena música cada día.

El mix, pinchando en la imagen. En un par de días, la contrapartida bailable.

www: xkcd 16/04/2008

Es un gran alivio comprobar que mis tiras preferidas vienen al rescate cuando necesito un poco de buen humor para enfrentarme al día en la oficina. Los de xkcd me han arrancado hoy la primera sonrisa del día.

15.4.08

canciones: call it a ritual

¿Por qué tengo la sensación de que la canción nueva de Wolf Parade es tan parecida a You are a runner and I'm my father's son, pero sin la fuerza de esta última?

La canción no está mal, pero me deja un poco fría, la verdad. Lástima.

Con Tapes 'n Tapes me pasa algo parecido, algunas de sus canciones me gustan mucho y otras me parecen pura repetición.

14.4.08

14 de abril

También este año hubo flores de tres colores en el monumento a don Juan Negrín en la calle Triana. La foto es penosa porque la hice con el móvil.

Abril, ya dije, es un nombre de mujer.

variedad de lunes

El disco de Russian Red se está filtrando en todas los blogs de descarga que consulto. Muchos son extranjeros. En Bolachas Grátis, que me consta que es una referencia para mucha gente (también para mí), incluso dicen que es el mejor disco del mes de abril. A mí por ahora me gusta muchísimo.

probertoj hace una estupenda reseña del disco de Espanto en la página web de Hipersónica. Nunca puedo comentar sus entradas allí porque creo que necesito una cosa llamada OpenID que me niego a tener, así que al menos la enlazo aquí. Yo compré el disco hace un mes, siguiendo con mi campaña de "apoya a los grupos españoles que valen la pena" que ya ha tenido como protagonistas a Grande-Marlaska, El Guincho, Los Carradine, Astrud, Hidrogenesse, Espanto y Anntona, y que consiste en comprar sus discos originales, hablar de ellos y pincharlos todo lo que pueda. Los próximos serán Russian Red, Los Punsetes y Oscartienealas, que creo que su disco está a punto de salir (y me encantaría que los de La Tralla me contaran cómo han hecho para haberlo descargado ya).

En cuanto a Espanto y Anntona, los chicos de Birra y Perdiz consiguieron que los discos me llegaran apenas una semana después de haberlos pedido. Todavía no sé cómo lo hicieron, porque el correo suele tardar siglos en llegar a Canarias, así que sospecho que tienen poderes de brujería o algo parecido. Hechizan paquetes para que viajen a la velocidad de la luz y nos traigan a casa ráfagas de felicidad en forma de carpetitas de cartón con canciones que ponen los pelos de punta. Como por ejemplo esa maravilla de Miedo a las cosas normales que yo no me canso de destrozar cantando por toda la casa una y otra vez.

Qué más. No me he olvidado de que abril tiene un nombre de mujer que ilustraré con una foto en la próxima entrada. El que sí se ha olvidado (o más bien le da igual) es un impresentable que ha escrito una auténtica basura en el ABC porque no soporta que una mujer pueda ser ministro. Yo me alegro de que les pique tanto y se tengan que remover en su ponzoña y su veneno. No vale la pena ni poner su nombre, pero enlazo esta entrada de Memorando en la que se explican mejor que yo.

En Testigo accidental, mientras tanto, escriben sobre mi obsesión vital, la manipulación de las noticias en los medios de comunicación, en una entrada que vale la pena leer.

Como todos los blogs andan diciendo, es el décimo aniversario de un disco de Los Planetas que curiosamente fue el primero que no compré y que nunca he escuchado. Mi relación con el grupo acabó en el Pop, por motivos completamente ajenos a ellos. No sé a quién se le ocurre sacar un disco que mucha gente dice que es El Disco español de los 90 justo cuando yo dejé de escuchar música por completo (por una buena temporada). Qué falta de consideración.

Hoy me he planteado que quizá tenga que intentar subsanar mi falta, a pesar de que el lobby pro-Planetas de Las Palmas está consiguiendo que les coja hasta tirria de tanto oír hablar de ellos. En este blog me lo han puesto a huevo, así que le daré una oportunidad a ver qué pasa (eso significa tratar de escucharlo sin prejuicios que he cultivado a posteriori).

Y por ahora creo que esto es todo.

Actualización, como era de esperar: todo el mundo anda hablando y haciendo un bicho de éstos. Yo no lo entiendo. No te puedes bajar las canciones, no puedes subir o bajar el volumen y necesitas tener la página abierta para oírlas. ¿No es mejor estos recopilatorios como los de toda la vida que algunos llevamos años haciendo? ¿Debería yo también cambiar de formato? ¿Escucha alguien todavía los mixes de Los Latidos (aparte de mí misma)?

Mientras tanto, en Así se fundó Carnaby Street buscan material relacionado con aquellas cintas recopilatorias de verdad para el próximo número de 200 días en Sing-Sing.

13.4.08

personal: fines de semana para repetir

Algunas veces en la vida una está tan contenta que bailaría como Ginger Rogers en Sombrero de Copa. Este fin de semana ha sido uno de esos.

Primero, porque el viernes por la mañana Jenaro y yo recibimos una noticia que hace que haya podido volver a Las Palmas para quedarse, tres meses después de haberse ido.

Segundo, porque la noche del viernes fue divertidísima y, para mí, muy emocionante. A pesar de lo nerviosa que estaba, no me imaginaba que iba a darme sentimiento entrar por la puerta del pub La Calle y encontrarme con los carteles de los conciertos a los que fui hace quince años. Claro que ese sentimiento hizo que me tropezara conmigo misma (es una habilidad que tengo) y casi me matara escaleras abajo. Menos mal que estaba allí Rocío, la primera representante de la ilustre familia Sancho Romero que ha venido a visitarnos y traernos un poco de acento soriano por unos días, y me sujetó a tiempo, cuando sólo iba por el tercer escalón.

La Nueva Tralla Canaria hicieron uno de los conciertos más divertidos que recuerdo haber visto y se han ganado una fan para la causa. Versiones imposibles que mejoraban todos los originales, sin duda. Encima derrochan simpatía y amabilidad y da gusto pasar un rato charlando con ellos.


The Bucannan
, en la línea maestra de costumbre, volvieron a deleitarnos con su descarga de adrenalina y nos permitieron celebrar la noche con ese gran grito de guerra que es Acapulco.

Manel, nuestro maestro de ceremonias y especialista en ritmos tropicales preferido, tuvo el detallazo de presentarme además de hacer lo propio con los dos grupos. Ahí volví a emocionarme, claro.

Alberto, el técnico de sonido, tuvo infinita paciencia conmigo y me ayudó con una mesa que comparada con la del ROOMing me pareció una nave de La Guerra de las Galaxias.

En general, todo el mundo fue encantador y creo que bastante feliz esa noche, empezando por mí y siguiendo por Jenny y Dani, nuestros cumpleañeros, que no se quitaban la sonrisa de la cara.

En cuanto a la pinchada, creo que no estuvo mal. Siempre hay cosas con las que una no se queda satisfecha del todo, pero lo más importante es que lo pasé muy, muy bien pinchando esa noche. Y que parece que les gustó, o por lo menos la gente bailaba. A la última palabra pónganle exclamaciones y luces de neón parpadeantes, como diría Rocío. Conocían las canciones. Una chica se acercó no para pedirme cosas sino para darme las gracias por poner una canción. Sus palabras textuales fueron: "me encanta y no la conoce casi nadie". Me sentí muy identificada con ella.

El sábado por la noche, para rematar, hubo concierto de MiniMarket en el ROOMing, y luego pudimos pasarnos un rato de lo más agradable en buena compañía (incluídos Béla Lugosi, a los que ya les queda poquito para tener su tema nuevo terminado).

En fin, que todo estuvo bien y que así es fácil llegar al lunes con las pilas cargadas. Veremos el fin de semana que viene, que tengo doblete de viernes y sábado en el ROOMing.

Perdonen la disgresión personal, en breve volvemos a la emisión habitual.

10.4.08

el primavera me vuelve a alegrar la primavera


We will always feel this way,
Faintly optimistic,
But we will speak the truth and we will never lose,
Oh the feeling that our hearts could be unbroken.

No me quedan uñas que morderme esperando las confirmaciones oficiales. Nunca pude ver a Hefner y no me creo que vaya a tener una oportunidad.

agenda: aguaviva 2008

Sin lugar a dudas, la noticia musical del año en Gran Canaria fue la que salió a la luz hace tres semanas: un concierto de Jamiroquai en la isla, además del ya anunciado en Tenerife. Al principio sólo se supo la fecha, el 13 de junio, y luego se empezaron a desvelar los detalles.

El Aguaviva Canarias, un festival que se celebraba cada año en la isla picuda (Tenerife) se va a desdoblar cual Summercase este año y se va a celebrar también aquí, en la isla redonda (Gran Canaria). Parece ser que va a durar sólo una noche y que se va a celebrar en el Estadio. Al principio se rumoreó que las entradas costarían 35 euros y luego que 42. Al final se supo que saldrían a la venta 5.000 entradas a 35 euros y que las siguientes costarían 45.

Y, después de varios cambios de fecha, hoy se pusieron a la venta dichas entradas. A pesar de que la mayoría temíamos que el servidor del servicio CajaTique de La Caja de Canarias se fuera a caer, como ha pasado tantas y tantas veces (y no quiero ni acordarme de lo que sufrimos el año pasado en pleno Primavera Sound intentando hacernos con unas entradas para el Eurobasket de Madrid que al final no vimos ni de lejos), lo cierto es que ya tenemos las entradas compradas y sin ningún problema. Y se han vendido más de 3.000 en estos momentos, así que me imagino que lo habían preparado bien.

Jamiroquai es de esos grupos que tiene tirón aquí, igual que hace unas semanas comprobamos que en La Caja Sonora había mucha gente que sólo iba a ver a Muchachito Bombo Infierno o que el año pasado el concierto de Fito y los Fitipaldis concentró a multitudes. Supongo que por eso no sorprende la expectación que se ha creado en la isla, ni que las entradas se estén vendiendo como rosquillas antes de conocer ningún otro nombre en el cartel del festival. Nosotros los vimos actuar hace tres años en Toledo y el concierto fue todo un espectáculo.

Yo, por lo pronto, estoy feliz, feliz. Entre La Caja Sonora y esto, es el año que más grupos internacionales vamos a ver por aquí (y nacionales, que tampoco vienen nunca). La noticia de última hora es que Oscartienealas serán teloneros en el Aguaviva, aunque no estoy segura de si será sólo en Tenerife o también aquí.

En Tenerife el festival es el 14 de junio y me imagino que estará teniendo tanta expectación como aquí.


Actualización
: acaba de salir esta noticia con algunos nombres. Hay que hacer un máster para entenderla, pero en fin, los que nombra son: Calle 13, El Canto del Loco, Chambao, Black Strobe (está mal escrito en la noticia), Arístides Moreno, Fiction Play, Oscartienealas (mal escrito también) y Superstereo. Estamos flipando con la mezcla. Ni el Rock in Rio, oigan.

9.4.08

vídeos: sabotage


Ayer fui de visita al Daily Price, pero no hubo demasiada suerte. Compré el Ill Communication original, que es uno de mis discos preferidos y me parecía vergonzoso no tenerlo sino grabado; y Raro, de El Cuarteto de Nos. Pero no encontré nada más.

Mañana iré a otro Daily Price que es más grande a ver qué tal se da la cosa.

PD. Bloglines lleva todo el día caído. El botón de recargar y yo estamos en plena crisis, él de agotamiento y yo de ansiedad.

jugando con el mediamonkey

Durante estos días he seguido probando el MediaMonkey, en especial dos funciones que me llamaron la atención cuando leí los foros buscando una solución para implantar el scrobbling para Last.fm.

MediaMonkey incluye por defecto una herramienta llamada AutoDJ, que consiste en seleccionar aleatoriamente una determinada cantidad de canciones y añadirlas a la lista de reproducción en curso cuando ésta se está terminando. De esa forma, uno puede activarlo, poner a sonar cualquier canción y después despreocuparse de seguir añadiendo otras a continuación. El programa lo hace por nosotros y la música nunca termina de sonar.

Se puede configurar para que añada un número mínimo de canciones (yo tengo cinco) y para especificar si puede escogerlas de entre toda la biblioteca o sólo las que cumplen una determinada condición, como por ejemplo tener una puntuación determinada o estar entre las más escuchadas.

Cuando dejé el AutoDJ activado hace un par de días éste fue el resultado:

  1. John Cameron - Afro Waltz
  2. The Wild Swans - Opium
  3. Vive La Fête - Une Par Une
  4. The Orchids - The Perfect Reprise
  5. Holly Golightly - Time To Go
  6. Mus - Que me oscurece
  7. Chico Y Chica - Bomba Latina Instrumental
  8. Pussy Galore - New Breed
  9. Airbag - Golpe al sueño de verano
  10. Chaka Kahn - Through the fire
  11. Saint Etienne - Marcie dreams of Deptford
  12. Galactic - Bounce Baby w DJ - Z-Trip
  13. Neon Neon - I Lust U
  14. The Go! Team - Titanic Vandalism.
  15. Panic Democracy - C'est fini la chanson
  16. I Am Kloot - To You
  17. The Flaming Lips - Moth in the Incubator
  18. Elf Power - Quiver and Quake
  19. The Go! Team - Feelgood By Numbers
  20. Saint Etienne - Fake 88
  21. Sons and Daughters - The Nest
Al llegar a 21 paré porque era el mismo número de canciones que había escuchado con el otro invento que voy a explicar ahora.

La segunda herramienta no la trae el MediaMonkey, pero es muy fácil de instalar y se integra perfectamente con el programa. La desarrolló un chico griego, psyXonova, usuario del programa, que explica de dónde vino la idea (básicamente, del Amarok, el reproductor estrella de Linux) y en qué consiste este invento en un hilo del foro de MediaMonkey.

ScrobblerDJ, que es como se llama, funciona de forma parecida al AutoDJ, puesto que consiste también en añadir canciones a continuación en la lista de reproducción en curso. La diferencia es que las canciones no se eligen de manera aleatoria, sino que cada una de las nuevas está relacionada con la anterior. Para ello, el programa se basa en las recomendaciones de Last.fm. Se busca en la página la descripción del artista que uno tiene sonando en su MediaMonkey, y se obtiene una lista de los grupos similares. Para cada uno de esos grupos, además, se buscan en Last.fm qué canciones están recomendadas. Esas canciones son las que el ScrobblerDJ busca en el ordenador del usuario para poner a la cola de la reproducción en curso.

Si se encuentra alguna de las canciones, se añade al reproductor. Si no se encuentran esas canciones, se intenta añadir otras de esos mismos artistas. Si no se encuentra ninguna de los artistas de la lista, se añade una de la lista de reproducción por defecto que le hemos dicho al programa que use. Viene preconfigurado para que esa lista sea el Top 50 o los favoritos (los más puntuados o más reproducidos). Al igual que el AutoDJ, el ScrobblerDJ tiene varias opciones que se pueden configurar, como el nivel de afinidad entre los artistas en reproducción y los que se consultan en Last.fm (por defecto es el 65%).

Lo único malo que tiene esta herramienta, que por lo demás me parece maravillosa para cuando uno quiere escuchar música con cierta continuidad en el estilo sin tener que estar añadiendo canciones o creando listas de reproducción previamente, es que es necesario educar al sistema. Yo no tenía ninguna canción puntuada cuando lo probé, y sólo había escuchado un par de discos previamente, por lo que mi Top 50 era un poco escaso en ese momento. Me imagino que si probara hoy lo mismo, el resultado sería algo distinto.

Aún así, ésta es la lista que obtuve al usarlo:
  1. Silver Jews - What is not but could be if
  2. Destroyer - European oils
  3. The Clientele - The Queen of Seville
  4. The National - Fake empire
  5. Spoon - Finer feelings
  6. Sufjan Stevens - The Henney Buggy Band
  7. MGMT - The youth
  8. Black Kids - I'm not gonna teach your boyfriend how to dance with you
  9. Vampire Weekend - One (Blake's got a new face)
  10. White Rabbits - The plot
  11. Evangelicals - Paperback suicide
  12. Dirty Projectors - Hyperballad (Bjork cover)
  13. Times New Viking - Times New Viking Vs. Yo La Tengo
  14. Edan - Torture chamber ft. Percee-P
  15. The Go! Team - I never need it now so much
  16. Architecture in Helsinki - Do the whirlwind
  17. Belle and Sebastian - Another sunny day
  18. The Go! Team - Everybody's a V.I.P. to someone
  19. Junior Senior - Itch U can't scratch
  20. MGMT - The handshake
  21. Silver Jews - Party barge
Al llegar al mismo grupo con el que había empezado, paré. Después lo intenté empezando por otras canciones, pero debí de poner cosas muy raras, porque no encontraba los artistas similares en mi equipo. Supongo que también influye el hecho de tener cosas muy variadas en el ordenador (lo cuál me remite al famoso eclectic score que tengo en Last.fm y que no baja). Alguien que tuviera menos estilos o menos artistas distintos seguramente tendría una probabilidad mayor de encontrar canciones para continuar la escucha.

Debo decir también que a veces el programa decidía jugar al ping-pong y se pasaba un buen rato saltando entre sólo dos grupos, o incluso entre sólo dos canciones. Todavía no sé si era por mi escaso Top 50 o si le pasará siempre, pero lo seguiré probando en cuanto pueda para comprobarlo.

Supongo que después de este rollo no le extrañará a nadie que diga que casi siempre llevo puesto el iPod en aleatorio. Es una manía que tengo desde el instituto, cuando había escuchado tanto mis discos que me los sabía de memoria y entonces ponía el reproductor de CDs en shuffle. Pues lo msimo hago ahora con el software.

8.4.08

breves: el símbolo J

Leo una entrevista con Neon Neon en la Rockdelux de abril. El autor, Pablo Gil, explica que uno de los dos miembros del grupo, Boom Bip, le mandó sus respuestas por correo electrónico. Y a continuación dice de él: "Es cortés y termina algunas de sus frases con el símbolo J".

El símbolo J es un emoticono de sonrisa tal que así :-). Se ve que Boom Bip escribió el correo en el Outlook (usando Word como editor para el correo) y que tiene la función de autocorrección activada. En ese caso, el emoticono se vuelve un machanguito de cara sonriente en vertical, muy mono, pero muy inútil, porque los servidores de correo luego no lo interpretan y lo convierten en una J.

Si Pablo Gil hubiera sabido eso (que digo yo que no lo sabrá, porque si no, no hubiera puesto esa frase en su artículo), igual hubiera entendido el intento de empatía que buscaba el músico y además de cortés le habría parecido simpático. Pero la informática a veces juega malas pasadas y la intencionalidad se pierde. Qué le vamos a hacer.

7.4.08

agenda: pub la calle

Gracias al Sr. Rojo (aka Mr. Market), este viernes voy a pinchar de nuevo fuera del ROOMing. Esta vez serán unas cuantas horas, después de los conciertos de The Bucannan, que presentan su nueva maqueta, y de La Nueva Tralla Canalla.

Para explicarles lo que significa para mí pinchar en el pub La Calle tendría que remontarme al año 1994 y empezar a contarles una batería de batallitas de las mías. Pero esta vez me voy a contener y les daré sólo un dato que espero que sea lo suficientemente explicativo: en el pub La Calle fui a mi primer concierto de Los Hermanos Dalton (y de muchos otros grupos).

Decir que estoy nerviosa es decir muy poco. Más bien soy un auténtico manojo de nervios ahora mismo.

La sesión, que estaré preparando durante toda la semana, va a ser un poco más rockera de lo habitual, pero sobre todo espero que sea divertida. Además de los conciertos, estaremos de celebración por los cumpleaños de Jenny y de Dani (nuestro enlace en Escocia), así que por lo menos tendré caras conocidas entre el público para ayudarme a superar el pánico escénico.

A los habitantes de Las Palmas, allí los quiero ver. Al resto, después del viernes les cuento la experiencia.

6.4.08

canciones: bela lugosi

El sábado por la noche en el ROOMing, mientras algunos jugábamos a "Crea tu propio grupo", nos asignábamos instrumentos que ninguno sabe tocar y componíamos siete u ocho canciones en media hora, con letras a cual más absurda (pero divertidísimas, eso sí), resultó que a pocos metros de nosotros había un grupo de verdad.

Al final de la noche, Jenny, nuestra diseñadora, cazatalentos, mecenas de nuevos artitas plásticos y camarera favorita, me presentó a Dani y Cristina, los componentes de un grupo llamado Béla Lugosi. Dani me dijo que les estaban mezclando una canción y que me la pasaría cuando estuviera terminada a ver qué me parecía y para ver si la podía pinchar. Le dije que sí, que la pincharía encantada. Creo que difundir la música de los grupos locales es una de las mejores cosas que puedo hacer al pinchar. Cuando ya nos habíamos ido, Jenny me dijo quién les está mezclando la canción y yo me convencí aún más de que el resultado iba a ser bueno. Lo que no podía imaginar es lo que iba a encontrarme al día siguiente, cuando visitara su MySpace.

Para empezar, lo primero que leí al abrir la página es que citaban a Pulp entre sus influencias. En ese momento ya me tenían ganada para la causa. Pero es que luego, cuando empezó a sonar la música, con la primera canción ya me dejaron boquiabierta. Béla Lugosi hacen canciones de pop elegante, claro, luminoso... Una preciosidad. Cristina tiene una voz maravillosa, y encima cantan en inglés y ¡francés!, con la debilidad que tengo yo por ese idioma. Además, es un tipo de música que uno se espera de cualquier grupo sueco, pero desde luego no de uno de Las Palmas.

Súmenle una fotogenia envidiable y unas fotos preciosas y ya tenemos un grupo que debería hacerse famoso allende los mares (es decir, fuera de la isla) dentro de muy poquito tiempo. Si el mundo funcionara en el orden correcto, como siempre.

Tengo que añadirlos a la lista de sorpresas musicales que me está deparando esta ciudad. No sólo es una alegría y un privilegio contar con gente que hace música alejada de los estilos que imperan por aquí, es que también es necesario. Cuando volví aquí me imaginaba que habría algún que otro grupo de música, pero no sabía si encontraría algo parecido a una escena, como sucede en ciudades como Madrid. Ahora sigo sin saber si se puede hablar de algo así, pero lo que tengo claro es que hay grupos peleando por hacer cosas que valgan la pena. Son la resistencia, y qué resistencia, señores. Entre unos y otros, un auténtico lujo.

Mientras espero que me llegue esa canción para pinchar, voy hablando de ellos aquí para que puedan escucharlos en su MySpace. En el próximo mix de Los Latidos ya tienen su hueco asegurado.

PD. Se me acumulan las cosas que contar en el blog y el tiempo que tengo para contarlas parece menguar cada día, pero intentaré avanzar con todo lo que tengo en el tintero durante esta semana.

3.4.08

www: hoshi saga

Hace tres años, cuando todavía vivía en Madrid, estuve muy, pero que muy enganchada a un juego hecho en flash que se llama Planarity. Me gustan las cosas sencillas, y todavía hoy me parece uno de los mejores juegos que he visto.

Me tuve que prohibir a mí misma abrir la página, porque me pasaba horas y horas jugando. Cuando llegué al nivel 17, el más alto al que recuerdo haber jugado, ya era una adicta compulsiva. Además, a pesar de que yo tenía muy desarrollada mi metodología para atacar el juego, cada nivel me llevaba un poquito más de tiempo que el anterior, por lo que el rato que pasaba jugando iba aumentando cada vez más. No podía dejar los niveles a medio resolver, claro.

Creo que lo dejé al venir para acá, sin darme mucha cuenta. Algún día se me ha pasado por la cabeza la idea de echarme una partidita, pero siempre la desecho como quien acaba de ver al demonio.

Y hoy volví a tener una sensación parecida a la de la primera vez que entré en Planarity. No es lo mismo, porque este juego es finito, pero me ha absorbido de la misma manera durante unas horas. Se llama Hoshi Saga y que encontré por esta entrada del blog No recomendable.

No leí lo que había que hacer. Simplemente entré y empecé a intentar jugar. Ni que decir tiene que yo de japonés, ni media palabra, así que no tenía ayuda por ningún lado. Les aconsejo que hagan lo mismo. Entren, pinchen en un cuadradito y déjense llevar por su intuición.

Con algunos niveles incluso me he reído. Hay tres que me los salté hasta poder estar un poco más centrada. Los demás, los he pasado en un plazo razonable, supongo. Con todos he disfrutado al jugar. Qué más se puede pedir.

vídeos: happiness


Este vídeo me recuerda tanto, tanto, tanto a Pulp...

PD. Por cierto, ¿alguien sabe por qué el disco de Goldfrapp es tan escandalosamente caro? Lo vi en Madrid en Semana Santa y aluciné con el precio. Y conste que no sólo con el de la edición especial, sino que con el de la normal también.

PD2. Más. Hay momentos del disco, como Cologne Cerrone Houdini, que me recuerdan mucho a Morcheeba, sobre todo a su última etapa.

2.4.08

breves: merchandising

Desde hace un par de meses, los Ramones se están convirtiendo en el nuevo Che Guevara de la industria de las camisetas.

breves: el fib es tele5, el summercase es antena3

Asistir a la guerra de fechas, primero, y de confirmaciones, después, entre el FIB y el Summercase está siendo una experiencia casi antropófaga. Me siento como si fuera una espectadora dentro del Mortal Kombat 3.

Nosotros creo que no vamos a ir a ninguno de los dos, que con el Primavera y el Sónar ya tenemos bastante, pero hay que reconocer que algunas cosas son dolorosas. Como Primal Scream, que no los hemos visto nunca. Leonard Cohen, claro. Gnarls Barkley, que tienen que ser divertidísimos. The National. Vive La Fête.

Pero al final hay que tener presente que un gran nombre no siempre implica un gran concierto. Nadie me hubiera dicho a priori, por ejemplo, que The Strokes fueran a ser tan aburridos, que Madness se nos fuera a hacer pesado o que !!!, a los que casi no habíamos escuchado, fueran uno de los mejores conciertos de todos los festivales a los que hemos ido.

Con tanto festival el público pierde, dicen. Hay guerra de precios y cachés muy inflados. Yo también lo creo. Pero, una vez hecha nuestra elección, sólo queda esperar y disfrutar de lo que tenemos. Y mientras tanto, reírse un poco a costa de la guerra de la programación. Me pregunto si el FIB será Tele 5 y el Summercase, Antena 3.

historias pequeñas

Una noche descubres que existe música distinta en la radio gracias a una canción del Give out but don’t give up de Primal Scream. Te las arreglas para hacerte con el disco y lo pones todos los días en tu casa, una y otra vez, sin parar. Te aprendes las letras de las canciones. Las escribes de memoria en la pizarra blanca que debía servir para estudiar. Al cabo de los años descubres que todo el mundo lo considera una mierda pinchada en un palo y que el bueno de verdad de Primal Scream es el Screamadelica.

Otro día te regalan el Protection de Massive Attack y te pasas las horas muertas escuchándolo en tu habitación. Buscas los vídeos en la tele y acabas escuchando también a Tricky y a Portishead. Seis o siete años después te enteras de que el disco importante de Massive Attack es el Blue lines, así que lo buscas y lo escuchas y te gusta mucho, pero no pasas con él por la magia de encontrar música que te ayuda a evadirte de un mundo que no te gusta demasiado.

Años más tarde se cruza en tu camino el Trasatlanticism de Death Cab For Cutie y te quedas enganchada a esas canciones que parecen pequeñas y son grandes. Al poco tiempo lees en las revistas que los auténticos fans del grupo están enfadados porque lo consideran un disco mucho más comercial que los anteriores y creen que el grupo ha perdido su esencia.

Cuando empiezas a comprar revistas de música tu mundo se llena de palabras como seminal, punto de inflexión, antes y después, fundacional, imprescindible, Historia. Con mayúsculas. Historia de la Música. Pero siempre se refieren a discos que tú no conoces o que no han marcado tu vida. Tú no tienes la culpa de que tu tiempo y el de la Historia, con mayúsculas, hayan recorrido caminos asíncronos. Pero empiezas a mirar esos discos que para ti fueron especiales con otros ojos; con los ojos de la desconfianza. Tantas horas perdidas contigo, les dices, y resulta que eras un engaño, que no eras bueno de verdad. Te sientes como a quien le cuelan un baht por una moneda de dos euros.

Así que te pasas el día intentando escuchar todo lo nuevo que sale, por si acaso te vuelves a despistar y llegas tarde a algo importante. Lees las críticas de la mayoría de los discos que llegan al mercado, de una forma u otra, y a veces te encuentras con esas mismas palabras que leías antes. Punto de inflexión, uno de los grandes, el más grande. Entonces te dices: éste sí, éste debe de ser el bueno. Y corres a por ese disco, a por todos esos discos que se suponen destinados a triunfar. Y no encuentras nada. La desazón crece. ¿Dónde están, te preguntas, las maravillas de este disco? Lo malo no es que no las encuentres. Es que no disfrutas.

Entonces aprendes a relativizar. Aprendes a hablar de música anteponiendo siempre el “me”. A mí me gusta, a mí me encanta. A mí me hace reír, llorar o bailar. Siempre me, me, me. Y ese pronombre tan cortito y tan simple lleva dentro la historia de tu vida, con minúsculas. La de los discos que te vieron crecer. La de los discos que te hicieron crecer. Y dejas que te guíen las canciones en lugar de las críticas.

Quizá el Give out but don’t give up no sea un disco importante para los demás. Pero a mí me cambió la vida en muchos más aspectos de los que parece. Puede que Protection sea bastante peor que el Blue lines. Y qué importa, si con Karmacoma yo aprendí a bailar. Quizá Death Cab For Cutie rebajaran su hermetismo en el Trasatlanticism para llegar a más gente y eso los enfrentara con sus seguidores. Y a mí qué más me dan los seguidores si se me erizan los pelillos de la nuca cada vez que oigo The new year.

We did it for love and we did it couse we had to
Did it cause there never really wasn't any options
To play with you, and you, and you
If I had the chance to start all over again
I would do this again and again with you

Laakso - The death of us

estimado señor mejillón

Las pegatinas llegaron. ¡Son un montón! Y son geniales. Dentro de poco empezarán a salir de paseo.

Gracias, gracias, gracias. :-)

1.4.08

being friki (ii)

Hace casi dos años expliqué en Los Latidos cómo había estado personalizando mi ordenador del trabajo. Hace justo un año volví a cambiarlo y también dije algo por aquí. El aspecto sigue igual que esa última vez.

Pero lo que no dije entonces, creo que porque aún no lo había hecho, es que había cambiado de Winamp a Foobar 2000, harta de que me ralentizara todo el ordenador. El Foobar ha estado conmigo unos meses, pero no he conseguido llegar a acostumbrarme. Sobre todo porque me resultaba lentísimo. Poner unas cuantas canciones en cola significaba que el ordenador se colgara durante un minuto. Y hoy decidí que no iba a seguir así y me puse a buscar alternativas.

Entonces decidí bajar e instalar MediaMonkey. Y el resultado, por ahora, es espectacular. No sólo porque el interfaz me parece el más completo de todos los que he visto hasta ahora y me ofrece soluciones para poder escuchar música sin estar todo el rato abriendo los archivos en sus carpetas, sino también porque la música se escucha muchísimo mejor. Hay una diferencia bastante notable entre la calidad del sonido del Foobar y la del MediaMonkey.

Para mi forma de clasificar la música y de escucharla, me viene de maravilla que se pueda navegar por los archivos tanto por su ubicación física como por artista o disco. Además, el hecho de tener una ventana aparte donde se añaden automáticamente las canciones a continuación de la que uno activa, para su posterior reproducción, y en la que se puede cambiar el orden de las mismas, es otro gran invento. Digamos que tiene el interfaz en el que mejor he visto integrada la biblioteca con lo que se está escuchando. El aspecto está lo suficientemente bien como para no buscar ningún skin extra.

Lo único que sí busqué fue un plugin para poder tener activado el scrobbling para Last.fm. Sabía que el plugin que tiene Last.fm por defecto no contemplaba el MediaMonkey, aunque sí el Windows Media Player, el Winamp, el iTunes y el Foobar, pero yo ya he probado todos esos reproductores y no quiero ninguno de ellos, por distintos motivos. Al final, después de probar varios plugins, encontré la solución en este hilo del foro de la página de Last.fm.

Y ya está. Mañana seguiré probando qué más puede hacer el programa.

No deja de ser curioso que haya escrito esto mientras veía un capítulo de CSI Nueva York en el que todo se investiga mediante Second Life. Friki planet total.

canciones: hint of madness

Hancock Basement son unos australianos la mar de majos que incluí en uno de los mixes de este año de Los Latidos. Ellos se pasaron por aquí y me dieron las gracias por haber puesto su canción. A mí eso me pareció fantástico. Da gusto cuando los grupos te agradecen que pongas algo suyo y no te obligan a quitarlo. Claro que ellos no tienen aún disco (sólo un EP homónimo del 2006), ni siquiera vídeos en YouTube, y una nunca sabe qué pasará cuando sean famosos. Pero por lo pronto apuntan buenas maneras.

El caso es que yo he escuchado mucho otra canción suya esta semana. Se llama Hint of madness y la dejo también aquí, para seguir hablando de ellos, que lo merecen.

Hancock Basement - Hint of madness.