2.10.08

libros: un pistoletazo en medio de un concierto

Para los dueños del discurso sería más cómodo si yo afirmara que no me importa el mundo de la novela del siglo XX. Podría decir: esas novelas no hablan de mí, ni hablan de quienes son como yo, y las pocas veces que lo hacen no hablan de nosotros, sino de tipos increíbles como Ira Ringold. Podría decir eso y luego marcharme con la música a otra parte. El problema es que no puedo irme con la música a otra parte porque ellos tienen la música. Tienen el discurso. Tienen los jardines.
--

Tendría que contestar a una pregunta: ¿por qué tratan las novelas del siglo XX de lo que tratan? Mi respuesta es que la verosimilitud ha sido secuestrada por los dueños del discurso dominante. Y demasiadas veces hemos caído en su trampa. Hemos creído que para construir nuestra visión bastaba con leer y escribir historias que no repitiesen lo que dicen ellos, pero que fuesen creíbles según un parámetro, la verosimilitud, que imaginábamos hasta cierto punto imparcial u objetivo. Así es como la experiencia se ha ido ausentando de la novela, no por inexistente, sino por increíble.
Belén Gopegui.

Un libro, por encima de todo (y ese todo es mucho), necesario.

4 comentarios:

DamagedGoods dijo...

Voy a por él hoy mismo, soy fan absoluto de ella.

Ana, ¿recomiendas autores españoles actuales que merezcan la pena? Quitando a Vila-Matas, Gopegui y el moderniqui éste que está de moda (el de Nocilla nosequé), no leo nada de literatura nacional.

Ana Saturno dijo...

Hola!

El librito es en realidad un discurso transcrito, y tiene poco más de 40 páginas. Te aviso porque yo lo encargué en la librería y luego la chica tardó un rato en encontrarlo porque no lo veía.

Dije que el libro es necesario porque voces como la suya son escasas o casi inexistentes. Como es obvio, me interesaba por afinidad con su postura, pero además el discurso se hace ameno, se lee en un momento, se entiende todo a la perfección y uno termina pensando que todo lo que explica cae por su propio peso de tan lógico. En fin, que estoy segura de que te va a gustar.

En cuanto a los autores... Uf, me pides la luna, más o menos. Hace varios meses que no leo casi nada y ahora mismo estoy bastante desconectada. Te diré que sigo teniendo a medio la Nocilla, aún no he sido capaz de terminarlo, y por otra parte, no puedo con Vila-Matas, y también lo he intentado en varias ocasiones, pero no ha habido manera. Lo digo para que no te fíes mucho de mis gustos.

Te disecciono lo poco que sé de los autores que están saliendo últimamente. Las editoriales que están publicando cosas nuevas en literatura española (me centro en España sólo, que creo que es lo que quieres) son sobre todo Berenice, Caballo de Troya y Mondadori, que además tiene la colección 21 de Debolsillo, que a mí me parece estupenda.

Leí a Julián Rodríguez y no me gustó, pero le echan flores por todas partes y es probable que el problema sea yo, que no es mi tipo de literatura. Me pasa igual con la Nocilla, ya ves. Sí me gustó un libro de Francisco Casavella, Un enano español se suicida en Las Vegas, y quiero leer su Día del Watusi. No es la octava maravilla del mundo, pero es entretenido y se pasa un buen rato. Tengo muchas ganas de leer a Javier Fernández. Su novela, Cero absoluto, dicen que es muy buena, y después de leer un fragmento en la antología de Mutantes, creo que será así. También me gustaría leer el libro de relatos que acaba de publicar, La grieta. A Javier Calvo no lo he leído, pero Jenaro leyó Los ríos perdidos de Londres y le gustó bastante. Yo recomiendo también a Ángel Zapata, su último libro, La vida ausente, es una delicatessen. En su día hablé en el blog de un libro que se llama La peste bucólica, de Alejandro Cuevas, y lo sigo recomendando. Mercedes Cebrián es una autora que tengo muchísimas ganas de leer, pero por ahora sólo tiene un libro de poemas y otro de poemas y relatos. En todo caso iría a por el segundo, pero igual espero a ver si saca algo más de narrativa (no soy capaz de leer poesía).

Si me acuerdo de algo más te aviso, pero esta lista en realidad se queda bastante corta. Si ampliamos a autores latinoamericanos tampoco creas que aumentaría mucho. De todas formas, cuando recupere mi tiempo de lectura iré reseñando lo que lea por aquí.

Besos

laincreibleverdad dijo...

El otro día leí un resumen de este libro en rebelion.org y ya entonces me quedé con las ganas de más. Tengo muchas ganas de leerlo, a ver si lo encuentro esta tarde en alguna librería de Gijón (a ver si hay suerte :S)

Ana Saturno dijo...

Hola, Iván:

Si te interesa el libro (es estupendo, en serio), yo te aconsejo que lo busques pronto, porque tiene toda la pinta de ser de ésos que se agotan enseguida y luego se vuelven inencontrables. Salió hace poquito, así que igual tienes suerte. Digo yo que si ha llegado a Las Palmas, en Gijón tiene que estar... :-D

Saludos