21.8.08

La foto es de Rakaa

Resulta difícil hacer cualquier cosa en un día como hoy. Recibimos llamadas, nos preocupamos por unos y por otros, hacemos memoria por si nos falta alguien por ubicar. Encontramos nombres que no queríamos leer en la lista de pasajeros. Oímos noticias que nos ponen los pelos de punta y tenemos que contener como podemos las ganas de llorar. Esto es terrible de verdad.

Una de mis compañeras del instituto viajaba en el avión. Desde anoche sólo pienso en aquella canción que le gustaba tanto que la grabó por las dos caras de una cinta de 60, una vez tras otra, para no tener que rebobinar y poder escucharla sin parar. Algún día conseguiré acordarme de qué canción era.

Hoy no voy a encender la tele. Ya tuve bastante con lo de ayer. Si la decencia pudiera comprarse, encargaría unos cuantos kilos para repartir entre todas las cadenas.

4 comentarios:

lito dijo...

Que día más triste, no encuentro palabras para describir mi estado de ánimo.

Esperemos la pronta recuperación de los heridos, y que no sucedan más accidentes de este tipo.

Ánimo y muchos besos.

probertoj dijo...

Besos de ánimo desde aquí.

Jonston dijo...

Es muy triste, un abrazo grande.

Ana Saturno dijo...

Muchas gracias, chicos.

Besos