2.3.06

una noticia triste (II)

Después del cierre de Madrid Rock, que a muchos nos entristeció, hoy me he enterado por medio del blog de Alfonso, el viaje de estudios de mis neuronas, de que la Sala Aqualung también va a cerrar después de este fin de semana. Aunque ya no vivo en Madrid, me ha dado mucha pena leerlo, entre otras cosas porque tengo muy buenos recuerdos de los conciertos que vi allí.

Aunque seguramente he ido a más conciertos en la Riviera, da la casualidad de que tanto mi primer concierto en Madrid como el último fueron allí. La primera vez, Paul Weller, cuando acababa de sacar el Stanley Road y lo acompañaban los músicos que luego formarían Ocean Colour Scene, a finales de 1995. La última, Franz Ferdinand + Kaiser Chiefs, el 10 de agosto del 2005, dos meses antes de irme de Madrid. De los dos tengo un recuerdo maravilloso.

Hace unos años cerraron la sala Revólver, mientras yo aún vivía allí y después de haber asistido a otros tantos conciertos míticos en ella (inolvidable el de los Levellers, con quienes nos fuimos de cañas al terminar el concierto). Después creo que volvieron a abrirla, pero nunca volvió a interesarme ninguno de los conciertos que programaban y no volví.

Ahora cierran Aqualung y vuelvo a sentir la misma pena de entonces y la misma rabia: llevamos años quejándonos de que no hay salas de concierto en Madrid, y no paran de cerrar las pocas que teníamos. Y sin embargo se supone que como más dinero ganan los grupos es dando conciertos. Hay días que me cuesta entender las cosas.

Actualización: Estoy pensando que no deja de tener su gracia que me entristezca el cierre de Aqualung desde una ciudad en la que las salas de conciertos tienen un aforo de 50 personas o tienes que meterte en un teatro o un auditorio y ver a La Cabra Mecánica, como hace un par de semanas, sentado en una butaca. El rock hace mucho que no visita Las Palmas. Menos mal que existen el Womad y el Festival de Jazz, porque si no ya sería para echarse a llorar.

3 comentarios:

Javi dijo...

Ayer me enteré y mí me ha dado una pena terrible también.

En el Aqualung han sido dos de mis conciertos favoritos de la vida.

En el 2004 pude ver a los Jayhawks y flipamos (no sé si JoS leerá esto, pero le tengo en mente cuando pienso en ese conciertazo)

Y hace casi un año volví para el concierto de Gov't Mule, que también se salió. Y me apunté al concierto, más que por el grupo, que me flipa, por la impresión que me llevé de la sala el año antes y por la gente con la que iba a ir a verlo.

El sonido de esa sala me parece cojonudo, y el tamaño es muy apropiado para los pocos grupos que me puedo permitir ver en directo. No sé por qué la cerrarán, pero me cabrea que lo hagan tanto como el cierre de Madrid Rock en su momento.

Revolver reabrió en mayo del 2004 o algo así, pero no sé en qué quedó la cosa...

xaxa dijo...

Yo vivo en el antiguo barrio de la movida. Donde estaba canciller y todos los garitos donde tantos grupos tocaron...
... donde almodovar grabó las pelis...
seguro que os suena...

date una vuelta por allí que si que te vas a deprimir...
garajes y puticlubs...
únicamente, se salva canciller que ahora es un cine.

Déchusban dijo...

yo estuve en el concierto de los Levellers, la verdad pocas veces te uedes ir a tomar caña con tu grupo favorito y ver tan agusto un concierto