16.3.06

de belingo nos vamos al monte (II)

A pesar de que, como decía Jenaro en su post de ayer, teníamos la intención de vivir más tranquilos en Las Palmas que en Madrid, la verdad es que llevamos unas semanas que no paramos la pata. En Madrid vivíamos tan agobiados entre semana que los fines de semana sólo queríamos descansar y aquí estamos teniendo tal ritmo los fines de semana que es entre semana cuando descansamos. Bueno, vale, no tanto, que entre semana está el trabajo y tal, pero sí es cierto que no paramos quietos desde que llega el viernes.

Esta semana nos tocó irnos de asadero con la gente de mi trabajo el viernes, estuvimos desde las dos y media de la tarde hasta las nueve de la noche comiendo chuletas y salchichas sin parar... vale, a lo mejor exagero un poco, pero no mucho. No llegamos a casa rodando de milagro, pero lo pasamos muy bien.

El sábado nos fuimos otra vez de excursión con los viejitos de la Universidad. Estábamos cansados del día anterior, pero disfrutamos mucho del camino. Aquí la primavera prácticamente ya llegó y hacía un día precioso. También influye que partimos de la zona más alta de la isla (el pico de las Nieves, en lo que popularmente se conoce como la cumbre, que es toda la zona central y elevada de Gran Canaria), y por eso cuando iniciamos la marcha estábamos por encima del nivel de las nubes. Ver el mar de nubes desde la cumbre es una maravilla, pero es más bonito al atardecer, así que aún no lo hemos visto en condiciones (yo sí, pero hace muchos, muchos años).

Les pongo un bonito mapa como el de la última vez para que vean la zona por la que transcurrió nuestra caminata (círculo verde), las presas que se veían desde lo alto (círculos azules) y una cruz verde que marca Tunte, el pueblo que es cabeza administrativa del municipio de San Bartolomé de Tirajana y donde comimos en un hotel rural que acaban de abrir.

El menú fue típico: potaje de colinos de primero y de segundo carne de cabra para Jenaro y chuletas de cerdo para mí. Todo muy rico. De postre también había un plato típico, frangollo, pero ahí ya nos plantamos porque después del asadero del viernes no estábamos para más comilonas, así que nos tomamos un cortado y yo después me animé a tomarme un chupito de ron miel para terminar el día de la comida canaria.

Después de comer emprendimos el viaje de vuelta a Las Palmas, en el que yo, para variar, me quedé dormida como un tronco. Las fotos las tienen en mi cuenta de flickr, pueden acceder pinchando en esta foto que pongo aquí:


(Xristo, me vas a tener que dar algunos consejos sobre como sacar fotos con una cámara patata total y er sol en tó lo alto, que lo pasamos muy mal para poder sacar alguna foto que otra. Por cierto, que esta de los pinos es la que más me gusta a pesar de que cuando Jenaro me vio sacándola me dijo que qué clase de foto era ésa, que si me había pasado al minimalismo sacándole una foto a tres pinos... :-D
Mi conclusión es que tienes toda la razón del mundo cuando dices que lo importante es practicar.)

Para terminar de contarles el fin de semana, les diré que el domingo nos fuimos otra vez al baloncesto, a ver a ese gran equipo que es el Gran Canaria. :-D
Perdimos, sí, contra el Tau, pero de 76-78, con un arbitraje de mierda (con perdón, pero va en serio, nunca había visto cosa igual) y un final de infarto total, con triple en los últimos segundos incluido y un despiste de nuestros jugadores justo después que permitió al Tau meter esa última canasta con la que nos ganaron. Gritamos, aplaudimos, saltamos, nos desgañitamos, nos dejamos la garganta y nos quedamos sin voz, pero disfrutamos como enanos del partido a pesar de que al final daban ganas hasta de llorar de la frustración de haber peleado tanto para perder así. En fin, qué se le va a hacer. Del partido ya les contaré más cosas cuando me acuerde de coger las fotos y subirlas a Flickr, que también hicimos fotos allí.

Esta vez les he contado el fin de semana a jueves... bueno, todavía puedo superarme, podría haber sido mañana cuando por fin hubiera terminado de escribir esta entrada.

1 comentario:

xaxa dijo...

Pues si, la verdad es que el mejor consejo es practicar.
Muchas veces las limitaciones de la cámara son inevitables. Supongo que las más habituales son que la lcd no se vea, por culpa del sol y acabes sacando la foto a "ciegas". Y la otra es que la cámara no tenga una velocidad de obturación suficiente y las fotos se os quemen (que salgan muy blancas). Si la cámara no tiene modo manual lo mejor es intentar tener el sol detrás, utilizar el visor (o mantener en la sombra la lcd).
pero vamos, básico...sacar muchas fotos y practicar mucho.
Como la cámara no es muy buena os van a salir más fotos malas, pero lo importante es pasarselo bien, recordad que con esa cámara las fotos son gratis, así que podéis probar desde distintos ángulos, etc.

por cierto, a mi también es la foto que más me gusta.

que sepáis que me dais mucha envidia. Con lo de las comilonas y las excursiones, sobre todo.