19.12.05

un mal día

Hoy ha sido un día bastante gris. Ya sé que esto no es ninguna novedad, a todos nos pasa de vez en cuando. Lo que es absurdo es que mi día se haya torcido por culpa de un servidor de DNS estúpido que se empeñaba en no entrar en su dominio. Yo no tengo ni idea de redes, y además no me gustan nada (supongo que porque no sé nada de ellas y entonces no las entiendo y como no me gustan no me preocupo por aprender y así el pez se sigue mordiendo la cola y yo sigo ignorante del tema), así que no sabía muy bien cómo enfrentarme al problema. Y la situación era bastante grave, porque estamos en unos días delicados y todo el mundo necesitaba acceder a la base de datos del servidor pero nadie podía, y yo me iba poniendo nerviosa al ver a mi compañero de trabajo agobiado y a los demás atacados.

Y como no sabía qué hacer, después de mirar y remirar el servidor, me puse a buscar la solución en Google. Y no encontré nada útil, pero sí páginas con un montón de instrucciones de esas que nunca te solucionan nada, pero te hacen pasar un buen rato. Así que me ejecuté mi ventanita de comandos, tan mona ella, y me dediqué a meter todas las intrucciones que encontraba contra todos los ordenadores de la red. Fue bastante divertido, hasta esos niveles puede llegar la desesperación humana. Yo escribía "ping" o "tracert" o "net view" o "net use" o "nbtstat" con nombres y con direcciones y el servidor a veces respondía y a veces no. Y entonces yo decía "fíjate, a este ordenador lo ve" o "fíjate, a éste no lo ve" o "mira, sólo aparecen estos cuatro ordenadores en la caché de la NetBIOS". En realidad a veces no sabía ni lo que estaba diciendo. Es decir, sabía lo que estaba diciendo, pero no qué significaba. En fin, dicen que lo primero es reconocer la propia ignorancia...

Al final se arregló todo, o casi. Pero no por mis jueguitos con el servidor, claro. Fue porque a mi compañero se le ocurrió cambiar no sé qué de la configuración de un router. Pero por lo menos me pude venir a mi casa, que yo ya me veía allí toda la noche. Lo que pasa es que la sensación de frustración que se me queda después de un día así no me la quita nadie. Es desesperante tener que enfrentarte a un ordenador sin saber cómo. Y si uno se acostumbra a que el ordenador más o menos le haga caso, cuando llega el día en que no le da la gana de portarse bien, uno se desquicia. Al menos yo.

Por otra parte, el viernes me dio el arrebato del año y fui a la peluquería. Hacía más de ocho meses que no iba, menos de mi media habitual (voy una vez a la año como mucho), pero entre que era la cena de la empresa y que el jueves me voy a Madrid y vuelvo a ver a Jenaro y esas cosas, me dio por intentar hacer algo con mi pelo. La peluquería fue divertida, excepto en el momento de pagar, claro, pero la verdad es que lo pasé bien. La chica que me cortó el pelo no paraba de hablar y me reí mucho con ella. Cuando llegué a mi casa mi padre estuvo metiéndose conmigo porque decía que parecía Helen Lindes. En el pelo sólo, claro. Y es que me lo habían dejado liso y con flecos, y la verdad es que el corte era parecido al de ella, así que tuvieron cachondeo para rato a mi costa.

Pero hoy, no. Hoy me he lavado yo el pelo y he intentado secármelo y que quedara liso, pero no ha habido forma, y ya no parezco ni Helen Lindes ni nada. Parezco un Beatle en la época del Abbey Road o del Let it be. En serio, menos a Paul, me parezco a cualquiera de ellos. Soy un Beatle. Sin bigote. Pero un Beatle. Más o menos así:



Claro que casi fue peor cuando me cortaron el pelo en Madrid en la época del primer Operación Triunfo y, después de lavarme la cabeza a los dos días, era idéntica a Rosa de España. Ahora por lo menos hago música chula.

En fin. Como hoy es complicado sacar nada muy positivo de mí, decidí subir una canción muy bonita que estaba reservando para Navidad, pero como no voy a estar aquí, mejor la subo hoy. Es un villancico, pero de Death Cab For Cutie, y casi no parece ni un villancico, sino una más de las canciones que hacen, que son todas preciosas.

La canción: Baby please come home (es increíble, ha funcionado Savefile).

También les dejo un par de ellas más. La primera es de Mazarin. Son de Philadelphia, creo que éste es su tercer disco, y esta canción es preciosa. Otro día intentaré escribir algo sobre las canciones que me llegan al corazón sin que yo sepa muy bien por qué y sin un criterio claro, pero hoy no es el día para eso. Así que aquí les dejo la canción y ustedes la escuchan, y si les gusta me cuentan.

La canción: Another one goes by.

Y por último, para acabar el día con buen sabor de boca, pongo otra que es mucho más movida que las anteriores, y que también me encanta. Me recuerda a algunos grupos de los 80, pero después del fracaso de mi intento de descubrir a quién había plagiado Elbow, ya no les voy a pedir que me busquen influencias para este grupo. Se llaman The Attorneys, son de Nueva York (Brooklyn) y todavía no tienen disco, pero las canciones que he escuchado son muy chulas.

La que más me gusta: Talk about it.

Y ahora sí que me voy a dormir esperando que mañana el día sea más tranquilo y que los servidores se comporten como es debido.

3 comentarios:

Javi dijo...

Hola!

Pues yo llevo años intentando conservar mi pelo de tiempos de Let It Be... Jejeje... Siempre quise ser George Harrison, así que, bueno, yo te doy la enhorabuena, aún sin llegar a verte!

A veces me da el punto y me lo corto, y siempre con la misma chorrada... "He rejuvenecido 10 años, ya no parezco de los 70, ahora parezco de los 60"

Creo que a estas alturas de nuestras vidas, siempre hay un corte de pelo más olvidable... Yo que sé... ese de tu primera foto del abono transportes, ese de cuando tenías 4 años y tu madre quiso ser una original con la tijera... esas cosas...

Poco importa como lleve el pelo Helen Lindes... Mientras no te salga el bigote y las patillas de Ringo, puedes estar contenta.

...y de DNS's ni hablamos...

Ana Saturno dijo...

Gracias, Javi!

A eso lo llamo yo optimismo. A partir de ahora, cada vez que me entren ganas de quejarme de algo me voy a mirar al espejo con la foto de Ringo al lado, y mientras siga sin su bigote ni sus patillas, me voy a dar por satisfecha. Espero que el método sea infalible... :-D

The Attorneys dijo...

Hola, ¡Usted funciona un gran Web site! Gracias tanto por escribir sobre los abogados. Como el guitarrista adentro muy feliz ver este artículo. Si usted desea un Cd, visite este Web site: www.theattorneysband.com