16.12.05

se acabó el trabajar para siempre

Que no, que no, qué más quisiera yo que poder retirarme a vivir del cuento, pero no se trata de eso. Lo que pasa es que hace unos días, el señor xaxa hablaba en su blog de que el aburrimiento se había acabado para siempre. Y yo le dije que no tengo tiempo de aburrirme, que qué más quisiera, y que aburrirse en el trabajo no cuenta. Y sí cuenta, sí. Porque aburrirse en el trabajo tiene mucho peligro.

Te puede pasar, por ejemplo, lo que a mí, que estoy saturada de trabajo estos días, pero a veces necesito desconectar y leo alguno de los blogs que tengo en mis favoritos. Y entonces, por esas casualidades de la vida hoy voy y me encuentro con esto (vía One Louder). Y aquí es cuando llega mi fin. Mi fin laboral, claro. Porque a ver quién vuelve a concentrarse ahora en el trabajo, sobre todo teniendo en cuenta que soy una enferma del trivial y los concursos culturales y ahora también de los tests de internet. Parafraseando a Janice, Oh, dios mío.

Por cierto, la página es una mierda porque después de hacer un test te obligan a registrarte antes de darte el resultado. Me imagino que será sólo la primera vez, pero por ahora sólo he hecho uno (para probar, eh, sólo para probar) y no estoy segura. Pero 823 tests musicales son demasiada tentación como para no rellenar un par de cuadritos.

1 comentario:

xaxa dijo...

Al final he optado por no registrarme...

que miedo...