1.12.09

discos: segundo sprint al 2009

Hoy es 1 de diciembre y eso significa que muchos blogs empiezan a publicar sus listas con los mejores discos del año. Ya saben que yo odio que me den los años por terminados antes de tiempo (y las décadas ni les cuento), así que aquí ni se ha acabado el 2009 ni estamos en Navidad ni nada de nada.

Por eso, lo que toca hoy es una nueva y apasionante edición de "cómo se pone Ana al día con las novedades del 2009". Ésta bien podría haberse titulado "Yo creo en el hype" porque, oh, sorpresa, por una vez en la vida todos los discos de los que he oído hablar hasta la saciedad en estos meses me han convencido a mí también. De hecho, los que van en esta entrada me han convencido tanto que he tenido muchos problemas para poner los cuatro primeros en orden del que más al que menos me gusta. Pero problemas, problemas. Indecisión hasta el final. Y aún ahora que estoy a punto de pinchar en el botón de Publicar entrada sigo sin tenerlo claro.

Los Directivos - MaquetasThe XX - XXGirls - AlbumLinda Mirada - China es otra culturaLindstrøm & Christabelle - Real life is no coolKing Midas Sound - Waiting for youKid Sister - Ultraviolet

El disco de The XX me parece el más solido de los cuatro. Desde el principio hasta el final, temón tras temón. El de Girls tiene algunos cortes que me pasan más desapercibidos, pero luego hay otros que son una maravilla, incluyendo Laura, que se ha convertido en mi última obsesión. Obsesión fomentada también por esta preciosa versión en directo que enlazaron hace unos meses en La Blogotheque:



Y luego están los españoles. Las tres maquetas de Los Directivos, que no paro de escuchar una y otra vez esta última semana, y que tienen canciones, como Nueva ola Guardiola o Palabra loft, que son lo que canturreo al ir y volver de casa al trabajo y del trabajo a casa. Las tres son tan buenas que no sé con cual quedarme, así que tomen la imagen sólo como ejemplo.

Aparte de ellos, el disco de Linda Mirada es otro que pongo una y otra vez. He leído en más de un blog que lo califican como guilty pleasure, pero ya saben que aquí no gastamos de eso, así que lo dejamos en pleasure sin guilty que valga. Una delicia de canciones.

En cuanto a los otros tres, el de Lindstrøm y Christabelle está casi a la altura de los cuatro anteriores. Ya saben que todo lo que saca el noruego me gusta, y este disco no es una excepción. Un poco más fría me dejó el de King Midas Sound, a pesar de las expectativas que tenía puestas en ese disco, pero se me hace un poco repetitivo y reconozco que no me termina de convencer. De todas formas, no está tan mal, ni mucho menos, como el de Kid Sister, que lamentablemente puede obviarse sin más y olvidar que alguna vez existió.

Y eso es todo por hoy. En la próxima edición de esta maratón discográfica, les diré que opino del auténtico hype, pero que hype, hype, de este año. Los del nombre casi siempre en siglas, como no, que aún no los he oído (no, en serio, no los he oído, ni una sola canción), pero son los próximos de la lista.

4 comentarios:

Javi dijo...

Ana, definitivamente, te tienes que aficionar a este blog que llevan unos cuantos ex-compañeros de la uni:

http://www.lasmalasartes.net/

El penúltimo post me ha dado la clave: GIRLS!

Un beso!

Ana Saturno dijo...

¿Jos y Deivis escriben en un blog y yo no me había enterado? Por dios, pues sí que he estado en la luna últimamente.

Me lo apunto, Javi, gracias por el soplo. :-)

Besos

laincreibleverdad dijo...

A mí el de King Midas Sound también me decepcionó un poco en las primeras escuchas, aunque poco a poco me ha ido gustando más. Por otra parte, el de The XX me gusta por cómo usan la electrónica y la atención que le prestan a los graves -consecuencia de escuchar dubstep!- pero me cargan mucho las voces remolonas y perezosas!!!! Ese forma de cantar se ha terminado convirtiendo en un lugar común del indie, pero bueno, el disco está muy bien.

Ana Saturno dijo...

Este fin de semana volví a escuchar a los XX y estuve prestando más atención a las voces, pero no me desagradan. No son nada del otro mundo, pero tampoco me molestan.

No sé si un disco que ha sido tal hype se puede seguir definiendo como indie (debería darle una vuelta a lo que significa para mí esa palabra hoy día), pero el caso es que escuchando muchas de sus canciones recuerdo por qué me gustaban tanto discos que sí consideraba indies. El principio de Crystalized, por ejemplo, es empezar a escucharla y floto hacia otra época del golpe. Pero con gusto, por una vez en la vida.

Saludos