29.12.09

discos: esperando una señal

Sospecho que uno no elige los grupos de los que se hace fan. Simplemente, sucede. Un día escuchas una canción en la radio y dos meses después hay un disco nuevo en tu vida y no puedes vivir sin él.

Durante muchos años, eso fue lo que me pasó a mí con Los Hermanos Dalton. Mi vida saltó de un sitio a otro, giró 45 grados unas cuantas veces, 90 otras tantas y algunas, incluso, 180. Yo crecí, cambié, fallé, caí, me levanté, aprendí, tropecé, volví, en fin, fui. Y siempre, durante todo ese tiempo, había alguna canción de Los Hermanos Dalton lista para sonar en el altavoz. Esas canciones fueron mi compañía y mi refugio durante tanto tiempo que casi formaban parte de mí.

Un día dejé de tener noticias de ellos. Ya no los oía en la radio (y yo, entonces, también empecé a oír menos la radio) y su hueco en las estanterías de las tiendas nunca tenía ningún disco nuevo. Tuve que resignarme a quedarme sólo con los discos antiguos, los que había escuchado tantas veces que me los sabía de memoria, pero que aún seguía poniendo de tanto en tanto. Unas veces sólo por diversión, otras veces porque necesitaba volver a un rincón que fuera mío, un rincón que de tanto transitar por él puedo llamarlo casa. Y cuando decidí empezar un blog, incluso antes de saber de qué iba a hablar, ya sabía cómo iba a llamarse. Los latidos de siempre, probablemente la canción que más me ha acompañado en mi vida.

Sin embargo, con el paso del tiempo algunas cosas empezaron a cambiar. Por ejemplo, que llegó Internet, la herramienta imprescindible que muchos nos quieren escamotear. Encontré el MySpace de Los Hermanos Dalton y leí con ilusión acerca de aquellas canciones que tenían grabadas y que esperaban ver la luz en algún momento. Yo pensé que ese momento llegaría pronto, pero luego el tiempo fue pasando y ya empecé a dudar.

Hasta que llegó otro rayito de esperanza, esta vez en forma de actualización de Facebook, el día 29 de octubre. Se anunciaba el disco para finales de noviembre y de nuevo me dispuse a esperar. Otra señal, sí. Y llegó, el día 2 de diciembre. Disco terminado y a la venta por correo electrónico. No había terminado de leer la nota y ya lo estaba pidiendo. Me llegó acompañado por un CD de Luces de Hollywood, uno de mis discos preferidos, que yo tenía sólo en vinilo. La felicidad llegada en un sobre acolchado.


Hoy por fin me he sentado a escucharlo con tranquilidad. Nada más empezar a sonar A veces, la primera canción, un escalofrío me ha recorrido la espalda, y a la altura de la canción que da título al disco me costaba reprimir las lágrimas.

¿Qué les puedo contar del disco? Que el grupo está en forma, que las canciones son aún mejores de lo que esperaba y que parece que no ha pasado el tiempo. Ellos dicen que son las mejores canciones que han hecho nunca y yo todavía no sé si llegan a tanto, pero desde luego no desmerecen a las anteriores. Esperando una señal hubiera sido, de haber salido en el 2002, la evolución natural de sus discos previos. Ahora que han pasado los años, más que una vuelta atrás es la traída a estos días de la magia de las canciones antiguas.

No sé por donde empezar a destacar las canciones. Vuelvo a ser yo es la que más me gustó en una primera escucha. Y esa letra para corear: "Tengo el mar y el sol / soy mi barco y mi timón / soy mi hogar, mi salvación / hoy vuelvo a ser yo". Después me engancharon las notas con las que empieza Llévame lejos de aquí, y cómo se van repitiendo de fondo tras la voz en el estribillo. La melodía de Qué hice mal y la descarga de la guitarra que sigue a los coros, me recuerdan tanto a canciones antiguas, y sin embargo ésta es distinta... Podría escucharla durante horas. Lo mismo me pasa con Todo o nada. Incluso los bonus tracks son fantásticos, especialmente Volverán, aunque Monstruos también es muy divertida.

Los Hermanos Dalton no han perdido ni un ápice de energía, las melodías son tan luminosas y cristalinas como antes, y el disco está lleno de estribillos para cantar sin parar. En fin, por la red ya van apareciendo reseñas y entrevistas mucho más certeras e inteligentes que esta entrada. Porque lo mío, ya saben, sigue siendo emocional, y con este disco, con este grupo, más aún. Esperando una señal es un maravilloso regalo de Navidad y un disco que me va a acompañar durante todo el 2010. Y si quieren dar un poco de alegría a sus vidas, yo que ustedes también lo pediría.

"Y una vez / secuestramos la radio local / perseguimos un rayo de sol / despistamos a la decepción".

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando uno hace música porque realmente le gusta, y no por dinero, tiene varios sueños. Pero de ellos, el mas importante, es poder leer lo que tú has escrito. Muchas gracias por tus palabras Ana.

Josema Dalton

Anónimo dijo...

"Nada más empezar a sonar A veces, la primera canción, un escalofrío me ha recorrido la espalda, y a la altura de la canción que da título al disco me costaba reprimir las lágrimas".

Tal cual. Y al leer esto, casi se me vuelve a salir la lágrima.

Para mí, los más grandes de siempre.


Saludos desde Malibu CA (temporalmente, claro).

Dani Gil dijo...

Preciosos comentarios Ana. Creo que muchos compartimos tus pensamietos, quizás no coincidan en el grupo, pero qué gran verdad es q hay grupos, discos o canciones que nos marcn para toda la vida. Viva la música. Enhorabuena y gracias a ti y a los amigos Dalton.

probertoj dijo...

A por él, ya sabes que aquí compartimos vicio

Mamen O. dijo...

Ana:
Yo que pertenezco al círculo familiar de los dalton quería decirte que no te equivocas en esa sensación de cariño que se nota desde detrás de tus palabras. Además de apasionados de la música, te digo sinceramente que son unas extraordinarias personas. Gracias por unir el sentimiento a la crítica musical.

Carlos Vicario dijo...

Enhorabuena Ana por tu precioso comentario del nuevo disco de Los Hermanos Dalton. Totalmente de acuerdo con casi todo lo que expresas, ya que mi experiencia con ellos ha sido similar. Quizá un poco más teñida de indignación con la industria discográfica incapaz de editar algo como este disco. Por otro lado, no estoy de acuerdo en que no hayan cambiado cosas...me parece que su sonido ha evolucionado y madurado, los temas de las canciones son otros y eso es bueno, muy bueno diría yo. No hubiera tenido sentido una copia del ya lejano "Ya están aquí".
En fin, que a seguir disfrutando de la buena música.

mmisery dijo...

Has descrito exactamente lo mismo que me pasó a mí con ellos.

Es genial que haya grupos que te hagan sentir así...

Saludos!

Anónimo dijo...

preciosas palabras,yo no habría sabido expresar mejor esos sentimientos que son los mismos que experimento yo.Gracias a tí y a los Dalton.