18.12.08

discos: mi 2008 en música (i)

Los que leyeran mis resúmenes musicales del año pasado o del anterior, ya saben que mi lista de discos preferidos del año siempre se refiere a una clasificación completamente subjetiva. No son los discos que considero mejores ni más importantes, sólo son los que a mí más me han interesado. Los que más he escuchado, bailado y cantado. Los que tengo ganas de seguir escuchando estos días y durante parte del año que viene.

Supongo que podría haber esperado hasta enero para poner la lista, pero durante las dos últimas semanas me he dado cuenta de que si hay discos de este año que todavía no he escuchado, es porque no era el momento adecuado. He oído muchos desde la semana pasada, intentando ponerme al día. TV on the Radio, Jeremy Jay, Zomby, Buraka Som Sistema... Ninguno me convenció tanto como para hacerme cambiar de idea, excepto el de Zomby, que al final se queda en la reserva. El de David Holmes y el de Gang Gang Dance ni siquiera llegué a escucharlos. Y la verdad es que del primero sí tengo ganas, pero del segundo, ni siquiera, a pesar de verlo hasta la saciedad en todas las listas que he leído por ahí.

Así pues, quede claro que no pretendo que esto sea un canon para nadie, sino una muestra de las cosas que me han hecho disfrutar (musicalmente hablando :-D) este año. La lista conserva sus categorías habituales, a pesar de que muchos de los que se encuadran en la categoría del baile no sirvan para bailar y de que hay dos que he tenido que fusionar para que quedara un número de discos aceptable.

a) Para los bailones

1. The Bug - London Zoo

Para mí, el mejor disco del año. Una auténtica maravilla de principio a fin. Y lo mejor es que aún tengo la sensación de que puedo seguir escuchándolo hasta el infinito, que me quedan muchas reproducciones antes de llegar a un mínimo cansancio.



2. Fuck Buttons - Street Horrrsing

Otro disco que me gusta muchísimo y que además me supuso una grata sorpresa. De los discos que nunca piensas que te vayan a gustar y cuando los escuchas de pronto te apasionan.



3. Lindstrøm - Where You Go I Go Too

Este disco ha sido cuestionado y criticado tanto como alabado en distintas páginas web. A mí me ha ayudado a seguir adelante muchos días de duro trabajo en la oficina, y sólo por eso ya merece mi aprobación. Pero es que además, que un disco como éste, con tres canciones larguísimas, todo electrónica tranquilita, sea capaz de mantener mi atención y no me aburra, es un auténtico logro.



4. Flying Lotus - Los Angeles

Esa portada inclasificable esconde otro disco de electrónica hipnótica y absorvente, lleno de bajos excitantes y sonidos casi galácticos. Música para la noche en la ciudad. Además de lo bueno que es el disco, Steven Ellison (aka Flying Lotus) demostró en el Sónar que es un DJ fantástico y encantador.



5. 2562 - Aerial

Dubstep en el fin de dubstep, o eso dicen. Cuando aún pensaba hacer una segunda sesión de Ana Deluxe (esta vez la que a mí me apetecía), tenía claro que alguna de las canciones de este disco estaría incluída, probablemente Channel Two. Creo que está a la altura de lo mejor del género.




6. Kid Cudi - A Kid Named Cudi (mixtape)

Cambiamos de tercio y volvemos a mover el esqueleto. La primera vez que escuché Day 'n' nite, en el remix de los Crookers, me quedé enganchada de inmediato a la canción. La puse una y otra vez y aún hoy sigo sin cansarme de ella. Luego busqué la mixtape y me encontré con un montón de canciones más que me gustaban. Obviando todos esos rollos de "soy un mc distinto a los demás y tal y cual", es una escucha de lo más divertida y recomendable. Por cierto, que el vídeo de esta canción no le gustó nada a Kid Cudi y se quejó en su blog, pero yo creo que tampoco está tan mal si uno se lo toma con humor.



7. Wiley - See Clear Now

No se fíen de los números que le pongo a los discos, no es una clasificación absoluta. Estaba deseando escuchar este disco y salió a la luz justo antes de que yo terminara de hacer mi lista. Entró de lleno, claro, como ya me imaginaba por las canciones que había escuchado sueltas. Supongo que para que a uno le guste tiene que asumir que no todas las canciones pueden ser tan buenas como Wearing my rolex. De hecho, tiene dos que me parecen de lo más prescindibles, 5AM y I am the sea, pero creo que el resto está muy bien. Es divertido y muy bailable. De entre las que no conocía ya, Turn it up y Step by step (en colaboración con Hot Chip) me gustan muchísimo.



8. Neon Neon - Stainless Style

A pesar de la rabia que me dio la actitud del grupo durante su concierto del Sónar, no puedo negar que éste es uno de los discos que más he escuchado y cantado este año, y que contiene algunas de las canciones que más me han gustado durante el 2008. Sé que ha habido un porrón de discos de pop electrónico y que probablemente éste no sea el mejor, pero sí es el que más me gusta.



9. Hercules & Love Affair - Hercules & Love Affair

Todo lo contrario que Neon Neon, Hercules & Love Affair se mostraron encantadores en el Sónar y se esforzaron porque su concierto fuera lo mejor posible, a pesar del handicap de no contar con Antony en directo (algo difícil de olvidar a priori). Si Blind es uno de los temazos de este año, hay muchas otras canciones en el disco que también valen la pena. Creo que en conjunto es bastante sólido y se deja escuchar muy bien, además de esos momentos especialmente destacables.



10. Santogold - Santogold

Reconozco que elegir este último disco de la categoría ha sido mucho más difícil que todo el resto. Entre Zomby, Cut Copy y Yo! Majesty lo pusieron muy difícil, pero al final ha podido más el de Santogold, y eso que creo que es del que más escuchas me faltan, exceptuando a Zomby. Supongo que ha sido eso, el pensar que puedo exprimirlo aún más, lo que me hizo decidirme. Bueno, eso, que el disco me gusta mucho y que Shove it es una de mis canciones del año. Y con todo el petardeo disco que he escuchado en el 2008, lo normal era esto.


3 comentarios:

anhh dijo...

Creo que el disco de 2562 es el mejor disco de dubstep que he escuchado. No el más interesante pero sí el que se mejor se deja escuchar de principio a final sin aburrir. Lástima que después no lo escuchara tanto.

Ana Saturno dijo...

Hola, anhh:

Yo lo busqué después de que lo mencionaras en tu blog, y desde la primera vez que lo oí me gustó mucho. No sé si me gusta más que el primer disco de Burial, pero sí es cierto que otros discos de dubstep llegan a hacerse un poco cuesta arriba y a mí con éste tampoco me ha pasado.

Saludos

Iván dijo...

Sí que está muy bien ese disco, si sacamos fuera de la competición los discos de Burial, que igual no encajan tan cómodamente en el dubstep como me parecía hace un año, estoy de acuerdo con anhh.

Lo curioso es que en mi caso fue uno de esos discos que escucho apresuradamente, me parecen bien, los dejo aparcados y luego los vuelvo a escuchar con muchas ganas un tiempo después.