31.5.06

de belingo nos vamos al monte (III)

Ayer martes, festivo porque era el día de Canarias, nos dedicamos a hacer patria recorriendo la isla de Gran Canaria. Habíamos alquilado un coche el día anterior y habíamos recorrido ya la parte norte de la isla, así que ayer tocó el centro, o también podríamos decir que nos tocó ir al campo. Del lunes no tengo fotos, es una pena, pero Elena sí sacó unas cuantas, así que cuando me las pase veré si puedo subir alguna, porque los sitios en los que estuvimos lo merecen.

El caso es que ayer Jenaro cometió el error de dejar su cámara de fotos cerca de mis manos y yo aproveché para robársela vilmente y dedicarme a sacar fotos y fotos y fotos y fotos y fotos. Entiéndanlo, que mi cámara tiene una cutre memoria de 20 fotos, y ayer por más fotos que sacaba todavía seguían quedando más de 500, así que me emocioné un poquito más de la cuenta. Algunas fotos son penosas, así que tuve que hacer una pequeña criba antes de subir las que se pueden considerar como aceptables a Flickr. El día estaba muy nublado, lo que por un lado era una pena y por otro una delicia. Las nubes estaban tan bajas que se enredaban en los pinos, y el paisaje era precioso. Desgraciadamente, todos los miradores en los que estuvimos apuntaban justo a la ladera más pelada de las montañas, así que de los pinos no tengo ninguna foto. Y eso que creo que hubieran quedado muy bien, pero qué le vamos a hacer.

El paisaje que se ve en las fotos que sí pude sacar es impresionante en persona, pero en foto no tanto. El centro de Gran Canaria, por donde transcurrió nuestro día de campo, se compone de montañas y barrancos, y desde el mirador de Artenara, que es el pueblo más alto de la isla, impresiona la vista. Además, Artenara es el pueblo de la familia de mi abuelo, pero hacía más de 15 años que yo no iba, porque para llegar uno pasa por tantas curvas que llega dando vueltas sobre sí mismo. Y yo en coche me mareo nada más subirme, así que me hizo falta coger fuerzas para ir. Luego cogí la cámara como si no fuera a volver en los siguientes 15 años, cosa que no me extrañaría. La mayoría de las fotos son de allí, aunque también hay algunas de San Mateo, el pueblo donde paramos en la bajada a seguir con el ritual de las cosas típicas canarias: tomarnos un chocolate con churros para merendar.

Si pinchan en cualquiera de las dos fotos y yo no he hecho mal las cosas, podrán ver todas las del día.

6 comentarios:

Mr. Sandman dijo...

Os dáis unos buenos garbeos por la isla... y yo que pensaba que era más pequeña ;P

Javi dijo...

¡Enhorabuena! Te ha salido bien el link! ;-P

Efectivamente, ya podéis tener un buen alcalde que haga cosas interesantes al ritmo de vuestra adicción al turismo.

Nos vemos en ná! (y yo sin maquetas ni chapitas... :-o )

Ana Saturno dijo...

:-D

Gonzo, la isla es muy pequeña, pero muy variada, así que da para mucho. Y nosotros somos valientes y estamos ávidos de conocer mundo, aunque el mundo sea mini en este caso.

Javi, la política de aquí mejor no te la explico, pero voy a tachar interesantes de tu frase (más que nada porque eso es un imposible). Y lo digo sólo por experiencia: el día que un político canario haga algo bueno (en el siglo XXI, a poder ser), te prometo que lo publico aquí.

Besos, chicos.

xaxa dijo...

Después de esto me voy a poner a llorar cada vez que mire por mi ventana.
Madrid es una caca

Ana Saturno dijo...

Joooooo... que si lo sé no las pongo. Y eso que el paisaje es mucho más bonito en persona, en serio. Voy a ver si sumo unas fotitos de la playa a la serie "nos vamos de belingo", por si entre unas cosas y otras los motivo para venir a visitarnos. :-D

xaxa dijo...

vamos a empezar a estar "muy motivados"