13.4.10

punto y aparte, otra vez



Éste que ven aquí es Diego. Podría echarle la culpa de que haga tanto tiempo que no escribo en Los Latidos, más allá de poner algún que otro vídeo o enlace suelto, pero no sería verdad. O al menos, no del todo. Es cierto que no tengo mucho tiempo libre, que las mañanas me las ocupa la oficina y las tardes el peque, pero además tengo que reconocer que no tengo ganas.

Durante estos últimos meses he aprendido que internet necesita una cierta dedicación que yo ahora no le puedo prestar. Si uno es más o menos constante, escribir en un blog y leer y participar en otros resulta una actividad muy gratificante, pero en cuanto se pierde esa regularidad, es tremendamente difícil retomar el hilo. Además, en estas semanas he tenido la sensación de que internet se ha convertido en un sitio lleno de conversaciones al más puro estilo "la tengo - no la tengo" de los niños intercambiando estampas en el patio del colegio, o gritando "primer" o "y tú más". Y me da muchísima pereza tratar de superar esta sensación para sentir que puedo tener algo que compartir con el mundo.

Es decir, ¿qué sentido puede tener que les cuente sobre los (pocos) discos que he comprado este año? ¿O sobre los (también pocos) que he escuchado y apreciado? Sé que no voy a compartir nada nuevo, y en el fondo, creo que tampoco se pretende, pero dudo que a estas alturas esas pequeñas cosas puedan interesar a nadie. Cada vez encuentro menos diversión en buscar novedades y reseñarlas, y estoy volviendo a percibir muchas cosas de una manera más íntima, más personal, más difícil de poner en palabras.

Del resto de cosas que se solía hablar en este blog... La política cada día me asquea más, estoy completamente al margen de los medios de comunicación, aún no he podido hincar el diente a ninguno de los libros que tengo pendientes desde Reyes (tampoco he dicho nunca cuáles son, y tampoco creo que interese demasiado), y el cine es una quimera (con el fabuloso cómputo de una película desde que nació Diego, vista hace dos semanas). Como ven, no es un panorama muy alentador para el objetivo de alimentar el blog.

Aunque, una vez más, el problema no es no tener de qué hablar, es que de pronto hablar de esas cosas se me hace fútil y el esfuerzo que tendría que realizar para ello, demasiado grande.

En la vida real, aparte de Diego, ha habido y habrá más cambios que me han tenido ocupada y entretenida. Así que, en lugar de postergar una agonía prevista, he decidido mantener Los Latidos en un segundo plano hasta poder volver a dedicarle tiempo y tener ganas de hacerlo. He buscado otras formas más simples de dar salida a las chorradas habituales que se me ocurren y por ahora creo que es todo lo que puedo dar de mí.

Volveré por aquí, pero no creo que sea pronto. Lo que espero es que sea para mejor.

12 comentarios:

Jos dijo...

Vaya por dios. ¡Pero si me suscribí hace nada! ¡Que me devuelvan el dinero!

Habrá que seguirte en el Tumblr, pues. Sólo dos cosas antes de cerrar:

1.- ¡Qué guapete está Diego!
2.- ¿Qué coño es Tumblr?

Nos vemos pronto (primavera!)

probertoj dijo...

También en forma de puntos

1) Apuntado al Tumblr.


2) Sugerencia de padre: pásate a las series de tv. Hay mucho en lo que disfrutar y su duración es más manejable para encajar en el timing vital de un niño.

3) Os veo en el Primavera de nuevo. ¡Besos!

Javi dijo...

Uyyyy... yo hace años que me dejé de preocupar de seguir todos los blogs o de ser el primero en abordar un tema. Vivo mucho menos ansiado desde entonces y me cunde todo mucho más. Si me apetece escribir de algo, suele ser más bien atemporal, a mi bola, y la política, definitivamente es algo a abandonar: doy palmas con las orejas por esa decisión. Sigo a unos pocos muy selectos, creo que no pasa de 10 la cosa, y la verdad, los tumblrs y demás sitios para poner las cosas que uno lee y le gustan, bufff... me dan perezón total, porque resultan inabordables. Me quedo con un 1% de lo que me llega al Buzz, la verdad.

Yo creo que Internet está para lo que uno lo quiera, y hay quien le dedica 20 horas al día y hay quien no le dedica una hora al mes. Si uno no entiende eso, no se entiende Internet. Y los blogs no son sino un caso particular de lo mismo, no tiene que tener uno ningún compromiso con sus suscriptores. Hace unos añitos algunos le dábamos muchas vueltas al tema de los blogs: de qué hablar, qué comentar, etc. Al final creo que las cosas se autorregulan y cada uno encuentra interés en hablar de cosas determinadas en momentos determinados, y su público en seguirlo o dejarlo o pasarse a otros sitios. Encasillar tu blog y decir, "¡ay, tengo que redactarle al mundo lo que leo, lo que oigo, lo que veo en el cine" es una rutina que puede quemar un montón, para empezar a ti misma. No todos los días está uno igual de comunicativo o de abierto a cosas nuevas, y lo que funcionaba ayer puede no hacerlo hoy. La vida es así, al fin y al cabo, y se supone que un blog personal sigue los mismos biorritmos, así que no le pongas límites a tu blog... Si no me equivoco, años ha, abriste el blog como pasarela Península-Canarias, y gracias a eso mantenemos un poco de contacto y sabemos qué se cuece en vuestras vidas. Personalmente, eso es lo que más me importa. Jamás me leí un post sobre baloncesto y rara vez me he leído uno de política sin hacer mis dientes rechinar (la factura del dentista, pronto en su buzón), ni me interesan habitualmente los posts sobre grupos ultranovedosos, pero mira, me mola encontrarme fotos de Diego o alguna cosilla más del estilo. Si no hay novedad en meses no voy a andar llamando a la policía para saber si estáis vivos. Es lo más normal del mundo.

Bueno, vaya comentario más tonto y gratuito me he marcado. Ahora seguro que te alegras de no pasar por aquí en una temporadita. En fin, haz lo que debas, que de cara a Internet, ni aquí ni en ningún sitio tienes que andar dando explicaciones, ¡faltaría más! Yo no voy a borrar a Los Latidos de mi Reader, para que cuando resuenen me entere! :-)

Besos y abrazos a los 3!

Ana Saturno dijo...

Hola, chicos:

Jos, tu dinero fue convenientemente invertido en una empresa con domicilio fiscal en las islas Caimán, y creo que podremos devolvértelo allá por el 2035, siempre y cuando nos consigas 43 suscriptores más en el plazo de dos meses. El hecho de que el blog esté cerrado no debe importar, tú diles que es una inversión estupenda y seguro que te creen. :-D

El Tumblr es un cajón desastre que, la verdad, no pretendo que lea nadie. Son exabruptos sueltos y sin ningún tipo de censura, así que en cualquier momento puedo acabar molestando a mentes bienpensantes, aunque creo que no ha sucedido hasta ahora.

Lo bueno que tiene es que la publicación es mucho más sencilla y rápida, y que no me exige muchas palabras. Los Latidos, sin embargo, no tiene sentido sin ellas.

Proberto, en cuanto a las series... ojalá pudiera ver todas las que tengo pendientes. Llevo un tiempo con ganas de recuperar trozos de mi adolescencia, en este caso My So-Called Life. Puse el primer capítulo el otro día y tuve que quitarlo a medio porque Diego no paraba de despertarse. Pero es que ha tenido muchos problemas de estómago en los últimos meses que nos han dejado para el arrastre a todos. Ahora lleva dos noches durmiendo un poco mejor (voy a tocar madera) y gracias a eso anteayer nos tragamos la película de La 2, Juntos nada más. Nos pareció hasta buena de tan desesperados que estamos.

Si todo va bien y el niño sigue mejorando, igual podemos ponernos con la 2ª temporada de The Wire cualquier día de estos, sería un súper logro.

Javi, muchas gracias, ya sé que siempre has seguido leyendo a pesar de lo errático que era el blog últimamente. El problema es que yo no le veo sentido de la forma que tú dices, con entradas sueltas cada cierto tiempo. Lo he intentado durante estos meses y no lo he conseguido, no soy capaz de mantenerlo así.

Además, hay un problema añadido y es que el Facebook me permite mantenerme en contacto con mucha más gente de la que me permitía el blog, y esa parte social que mencionas más o menos la voy sobrellevando de esa manera. Pero, y esto es lo terrible, el mismo Facebook tiene buena parte de culpa de que cada vez me apetezca menos tener presencia en internet. Por una lado, me ha permitido recuperar el contacto con gente a la que aprecio mucho y de la que hace muchos, muchos años, que no tenía noticias. Por otro, la mayor parte de la información con la que me bombardea cada vez que lo abro me resulta indiferente, inútil o incluso exasperante, y me va minando las pocas ganas que me quedan de emplear mi escaso tiempo libre con internet. Hace un par de meses hice limpieza y borré a un montón de contactos del tirón, pero todavía sigo en las mismas.

En fin, también es verdad que puede ser una racha pasajera, que durará un tiempo y luego igual consigo organizarme mejor, el peque empieza a dormir más seguido y puedo volver a dedicarme a Los Latidos como antes dentro de unos meses. Nunca se sabe, y desde luego no quiero decir que el blog se vaya a acabar ni que vaya a sustituirlo por el Tumblr. Esto es sólo una pausa, larga, pero pausa.

Lo último ya: el Primavera va a ser un punto de encuentro fantástico este año. ¡Estoy deseando que llegue el festival! :-)

Muchos besos y gracias a los tres

Jenaro dijo...

te tomo la palabra con lo de The Wire...

Respecto a Los Latidos no me voy a meter porque sé que voy a salir tiznado... no obstante apoyo tu decisión y lo del tumblr me parece una soberana gilipollez si te quita tiempo y te ves también en la obligación de mantenerlo al día. Si quieres compartir imágenes, frases o reflexiones usa el facebook que ya veo que lo tienes en mejor estima que el blog.



Besos

Ana Saturno dijo...

Que no, que no, que en el facebook es justo donde no me apetece estar compartiendo nada, y el tumblr no pretendo mantenerlo al día, ni mucho menos. Está sólo para cuando me da por querer poner una canción o un vídeo, en el blog me da penita hacerlo sin decir nada más y en el facebook no quiero. O sea, es sólo una forma de desahogo temporal, hasta que pueda volver a escribir aquí como yo quiero.

Besos

xaxa dijo...

Pues yo, si no te molesta enlazo el tumblr desde el blog.
Al final lo que hago todos los días es ir pinchando en los enlaces que me interesan. No he sido capaces de guardarlos en otro sitio.

Di lo que quieras, donde quieras y cuando te apetezca, que seguro que sigue siendo interesante.

Por cierto Diego a parte de guapete está hecho un fiera, que se le nota.

Gonzo dijo...

A mí me parece que haces bien. Dedicarle tiempo y fuerzas a algo que se supone que haces por entretenimiento y ves más como una obligación no tiene sentido.

También me parece natural que te cueste mantener este espacio. Creo que tu blog ha sido mucho tiempo un reflejo de lo cotidiano para ti (literatura, música, ...) y el último cambio importante que ha habido en tu vida (está hermosote, el rapaz) ha cambiado también tus hábitos, tus prioridades y tu forma de ver las cosas. A lo mejor al apartarte un poco del blog lo ves desde una nueva perspectiva y te volvemos a leer por estos lares.

De momento me apunto tu tumblr, que tampoco está mal para saber de tus gustos y lo que te llama la atención (yo hago lo mismo con los elementos compartidos del Google Reader).

Un abrazo fuerte y besos para los tres.

Ana Saturno dijo...

Hola, niños :-)

Muchas gracias por los comentarios y por seguir ahí. Es verdad, Gonzo, que la mayor parte de las veces en lugar de enlazar las cosas en el blog las comparto en el Google Reader y ya me quedo a gusto, a pesar de que me imagino que las verá poca gente. La diferencia es la facilidad: yo le doy a Mayúsc-S y ya está compartido, y no tengo que estar entrando en blogger y escribiendo y poniendo etiquetas y todo eso que me resulta cada vez más difícil.

Lo bueno de tumblr es que es mucho más rápido publicar ahí que en blogger, y por eso voy aguantando.

Y tienes mucha razón en que seguramente ahora veré las cosas con otra perspectiva, pero cuando recupere un poco de tiempo libre quizá aproveche para escribir fuera de la red, que también va siendo ya hora.

Hristo, sí que está hecho un fiera el peque, un terremoto más bien. Es agotador, pero cada vez más divertido. Cuando empiece a caminar nos va a tener corriendo de un lado para otro todo el día.

Yo encantada de que enlaces la otra página, claro, sobre todo si eso sirve para que la leas. :-)

Muchos besos

Raquel dijo...

Bueno...
que apuntar que ya no se dijera.

Yo que todavía me peleo con el reader y sigo viendo lo que me interesa con los favoritos, porque a nada que me despisto lo que tengo atrasado se me hace inabarcable.

La vida es cuestión de prioridades cambiantes y las tuyas ahora son distintas.

Esperemos poder compartirlas y que esto sea un hasta luego.

P.D.: Diego está para apretujarlo to' ...aunque suene a abuela.

:P

1 beso grande a los tres.

NordicJungle.com dijo...

Hola que bonita camiseta y el secababitas muy practico;)
Saludos
NordicJungle.com

Ana Saturno dijo...

Hola, Raquel:

Sí, sí, es un hasta luego, aunque no sé cómo de largo será. De todas formas, está bien saber que alguien más sigue las cosas que comparto por el Google Reader.

A ver si nos vemos un día para que puedas apretujar a Diego, aunque no creas que se deja mucho. :-D

Ingvill, tenemos que mandar fotos al Facebook de Nordic Jungle, que ya ves que vamos presumiendo de camiseta chula por ahí.

Besos